domingo, 14 de julio de 2019

Mosquitero papialbo. Primeros indicios migratorios.


Este pequeño pájaro de discreta coloración y movimientos nerviosos, es el mosquitero papialbo phylloscopus bonelli, uno de los de su género que crían en nuestras latitudes y que ya a estas alturas del año, empiezan a moverse en paso postnupcial. Aunque en Marbella es un reproductor escaso y localizado, esta mañana su número era bastante notorio y esto me lleva a pensar en que ya son movimientos migratorios.
Este pajarillo cría en el suroeste del mediterráneo (Iberias, Francia, Italia, Marruecos y Argelia) e inverna en el áfrica subsahariana. En España ocupa sobre todo el piso supramediterráneo y es mucho más escaso en el meso y termomediterráneo, donde sólo llega a criar en zonas montañosas relativamente frescas y arboladas.Su canto, muy característico, es el que a menudo delata su presencia, ya que por tamaño y comportamiento no suele dejarse observar a menudo. Como he mencionado en nuestra localidad si que llega a criar en algunos puntos concretos que reúnen las características óptimas de su hábitat, pero a partir de ahora sus avistamientos serán mucho más frecuentes por estar ya iniciando su paso migratorio, y llegará a ser incluso abundante en algunos puntos, incluyendo parques y jardines arbolados, donde descansan y se alimentan para proseguir su viaje

domingo, 7 de julio de 2019

Macrothele calpeiana.


Hace unos días tuve un encuentro con este animal, la araña negra de los alcornocales macrothele calpeiana, especie que no resulta fácil de ver al descubierto y que hacía años que no veía en nuestro municipio, aunque sabía de su presencia, relativamente común , por las construcciones de seda que teje en el suelo, al abrigo de piedras o troncos.
Es uno de nuestros animales más exclusivos, pues tiene una distribución muy restringida y fragmentada, siendo las provincias de Cádiz y Málaga su núcleo más importante. El resto de las poblaciones conocidas se distribuyen por algunas otras zonas de Andalucía y en menor medida -con una presencia meramente testimonial- en Extremadura y el levante.
Su tamaño es llamativo y pasa por ser de las arañas más grandes de Europa y suele vivir en zonas forestales, sobre todo en alcornocales, encinares y otras formaciones arbóreas mediterráneas. Caza al acecho desde el interior de su refugio -de ahí la dificultad de su observación-, presas variadas aunque predominan los insectos de diversos tipos.
No se conocen muy a fondo sus poblaciones ni sus amenazas, aunque llega a ser relativamente abundante en algunos puntos, sobre todo en el P. N de los Alcornocales.
Es por lo tanto una especie relíctica y estrictamente protegida, clasificada como “vulnerable” en el Libro Rojo de los Invertebrados de España, además de en diversos convenios y considerada como de “interés comunitario” por la UE.

domingo, 30 de junio de 2019

Aguila perdicera.

Adulto de águila perdicera con presa.

el águila perdicera aquila fasciata es sin lugar a dudas la rapaz más típica de los entornos mediterráneos con media montaña. Una importante parte de nuestro término municipal está ocupado por Sierra Blanca, montaña que en principio constituye el hábitat óptimo de la especie. Esto siempre que haya caza para esta rapaz de gran porte, que necesita de la presencia de presas adecuadas (conejos, perdices, palomas, etc). Y aquí está el problema, el descenso acusado de las poblaciones de sus potenciales presas -sobre todo del conejo- , al menos en buena parte de nuestro término municipal.


Juvenil de águila perdicera en un paraje
de Sierra Blanca.

















El pasado año 2018 se realizó un censo nacional de la especie y los datos son preocupantes. La disminución es la tónica general de la especie en España y donde más ha descendido precisamente a nivel nacional, es en nuestra provincia.
A nivel de nuestro municipio parece que las dos parejas cuyo territorio comprende parte del término, permanecen estables y además, según pude constatar días atrás, han conseguido reproducirse.
Consuela pensar que esta bella y poderosa rapaz sigue surcando nuestros cielos y llevando a cabo en nuestra sierra sus lances de caza, a pesar de todo.

jueves, 20 de junio de 2019

Pipita.


la lavandera blanca motacilla alba, conocida vulgarmente en nuestra zona como “pipita” es un pájaro relativamente frecuente en las cercanías de zonas húmedas, pastizales e incluso ha llegado a instalarse en plena ciudad. Es frecuente durante la invernada, llegando a formar algunos dormideros en arboledas urbanas de centenares de ejemplares, hecho este que he visto en nuestra ciudad en números más discretos pero en todo caso significativos. Pero como reproductor es un ave mucho más escasa en Marbella, si bien es cierto que parece que cada año su población reproductora crece. Suele llevar a cabo la cría instalando el nido en edificios o en algún puente u otra infraestructura.
Habita en gran parte de Eurasia, norte de África y algunas zonas muy norteñas, como Alaska y Groenlandia. Las poblaciones de más al norte se desplazan en invierno hacia zonas del mediterráneo y es entonces cuando nuestro país recibe un importante contingente de lavanderas.
En España es mucho más frecuente como reproductora en el tercio norte y se rarifica hacia el sur, faltando incluso en amplias zonas de Andalucía y Extremadura.

viernes, 14 de junio de 2019

Totovía.


La alondra totovía lullula arborea, es una de las representantes de la familia de los alaúdidos que tenemos en Marbella. Esta familia se caracteriza por poseer una coloración más bien discreta y llevar a acabo gran parte de su ciclo biológico en el suelo. Sin embargo esta especie en concreto es la más arborícola de todas ellas, prefiriendo en general medios arbolados, pero de baja densidad, y sin un matorral muy destacable.
Es un pájaro que vive en latitudes templadas de Europa - llegando hasta Rusia-, oriente próximo y norte de África, y que en España se encuentra bien distribuida, aunque falta en la cornisa cantábrica y algunas zonas muy desforestadas
En nuestro municipio es un ave más bien escasa y que se deja ver en aquellos lugares que presentan características adecuadas para ella, siendo algo más común durante el otoño y el invierno, cuando algunos ejemplares bajan de altitud desde las serranías cercanas. Aún  llega a criar en el municipio en puntos muy localizados y aparentemente cada vez en menor número. Posee un canto característico que es el que la lleva a denominarse como totovía (vocablo claramente onomatopéyico) y que la hace relativamente fácil de localizar cuando lo emite


sábado, 1 de junio de 2019

Garceta grande por sorpresa.


El pasado 30 de mayo me llevé la grata sorpresa de observar en un humedal de Marbella a un ejemplar de garceta grande ardea alba, una garza blanca de gran tamaño, que si no fuera por la fecha de la observación no tendría gran transcendencia; aunque esto último tampoco es del todo cierto, pues este bello animal siempre es escaso. Pero lo que me llamó poderosamente la atención fue que era a finales de mayo. Puede tratarse de un ejemplar divagante no reproductor, que haya encontrado en nuestros aguazales un buen lugar donde pasar un tiempo sin más, o bien que se haya podido establecer como reproductora en nuestro término. Esto último parece improbable, aunque no del todo imposible y habrá que ir viendo en las próximas semanas que averiguamos sobre este ejemplar.
La garceta grande está ampliamente distribuida por el mundo en varias subespecies, y en España cría en algunos enclaves, sobre todo en las marismas del Guadalquivir y delta del Ebro, pero nunca es un ave abundante y aunque durante la invernada se reciben ejemplares de procedencia más norteña, no es ni mucho menos un ave que inverne en grandes números.
Una vez más nuestros espacios naturales nos deparan una interesante observación, que como queda dicho, habrá que ir siguiendo en fechas sucesivas para determinar el status de este ejemplar.

sábado, 25 de mayo de 2019

Ardeidas en paso.


Dos ilustres ardeidas están ahora de paso por Marbella en estos últimos días de mayo.
La de mayor tamaño, la garza imperial ardea purpurea, un magnifico animal que ya lucia su espléndida librea nupcial, ha estado varios días en uno de los humedales de nuestro municipio. Distribuida por latitudes meridionales de Europa, Asia y África, siempre es un ave escasa en Iberia y su distribución como reproductora se limita a enclaves favorables de las cuencas fluviales más importantes, sobre todo en la del Guadalquivir, Ebro y zona de Valencia. Una vez concluida la cría, se marcha a invernar al sur del Sáhara, aunque quedan unos pocos invernantes en el sur de nuestro país.

La otra insigne visitante de estos días, es una garcilla de menos tamaño que la anterior, pero que en la librea nupcial, que ahora luce, posee unos llamativos colores en su plumaje y pico, que la hacen un animal realmente bello a mi entender. Se trata de la garcilla cangrejera ardeola ralloides, reproductora en el sur de Europa y norte y este de de África, y que al igual que su prima inverna en el África subsahariana.
Dos ilustres visitantes en nuestros espacios naturales, tan importantes para que estas aves hagan una parada en su viaje migratorio y repongan fuerzas antes de continuar hacia sus zonas de cría.

viernes, 17 de mayo de 2019

Trepador y agateador.



El trepador azul sitta europaea y el agateador europeo certhia brachydactila, son dos especialistas en la explotación del arbolado. Ambos consiguen su alimento casi en exclusiva en los árboles y ambos también los utilizan para situar el nido. Son por lo tanto muy dependientes de la existencia de bosques más bien maduros, que les permitan llevar a a cabo su ciclo vital. También comparten su sedentarismo, al ser aves que apenas realizan movimientos migratorios de entidad. Pero aunque coinciden en el hábitat a grandes rasgos, cada uno tiene sus propias particularidades en su relación con el bosque.El agateador europeo, bien distribuido por latitudes templadas y cálidas de Europa y norte de África, se ha adaptado bastante bien a vivir en las ciudades, siempre al amparo del arbolado, y no es raro encontrarlo con frecuencia en parques y jardines. Este hecho es muy notorio en nuestra ciudad desde hace unas dos décadas más o menos, y hoy resulta hasta relativamente frecuente en la ciudad.
Agateador europeo
Sin embargo el trepador azul es un ave más montana. Aunque con un área de distribución similar a la del agateador, ocupando latitudes templadas de Eurasia y norte de África, en España tiene una distribución irregular, siendo mucho más frecuente en el tercio norte y faltando en amplias zonas con escasa cobertura forestal. Incluso en Andalucía, falta en gran parte de ella, y solo donde hay bosques con cierto grado de madurez, aparece. En Marbella es un pájaro escaso y localizado en nuestras mejores masas arboladas, sintiendo especial predilección por el alcornocal.
Dos especialistas muy ligados al ecosistema forestal que tenemos la suerte de poder contemplar en nuestro medio natural.

Trepador azul


miércoles, 8 de mayo de 2019

Más de Abejeros.

Cuando me disponía a insertar esta entrada se me ha ocurrido mirar el número de veces que he escrito algo sobre el Abejero europeo pernis apivorus, y resulta que es el que más entradas tiene en este blog.
A pesar de ello no me resisto a poner una más, para dar cuenta de la entrada que en estos días estamos teniendo por Marbella de esta singular rapaz viajera. Desde el domingo, hasta hoy mismo, he podido contar algo más de un centenar de estas aves, y eso que sólo he podido estar un par de horas al día, e incluso menos, disfrutando de lo que en estas fechas nos depara nuestro medio natural
Estas aves migratorias, que año tras año nos deleitan con sus dos pasos anuales, con números significativos en ocasiones, son de las más "apreciadas" por los observadores de ave. Al menos para mi lo es sin duda.

martes, 23 de abril de 2019

Bisbita arbóreo en paso.


El bisbita arbóreo anthus trivialis, es otro de los pájaros estrictamente migradores que en estos días se encuentran de paso por nuestra tierra. A pesar de que el grupo de las bisbitas son aves generalmente de medios abiertos, esta especie recibe el nombre de arbóreo, por tener cierta predilección por zonas con cierta cobertura forestal o arbustiva.
Como reproductora se extiende por latitudes templadas y boreales de Eurasia, y la población del occidente europeo es invernante transahariana.
En España tenemos una población relativamente pequeña, más abundante en el tercio norte y que en los últimos años ha ido extendiéndose hacia zonas del sistema central. En todo caso es reproductora solo en la mitad norte.
En paso sin embargo puede verse en casi toda la península, aunque no llega a ser un ave que forme bandos de grandes números.
En Marbella lo veo a cuentagotas. aunque todos los años suelo ver alguno, no suelen ser números muy destacables. De hecho la observación que tuve hace unos días fue de dos ejemplares, y unas semanas atrás también pude detectar a otro.

jueves, 18 de abril de 2019

Cuco, un migrador escaso.


Ayer al fin, después de muchos años sin ver uno, me topé con un ejemplar de cuco comun cuculus canorus en Marbella. Actualmente es, según mis conocimientos, solo un migrador en nuestro término, si bien hace unas décadas llegaba a criar. Esto lo digo con reservas, pues hace ya unos años en la zona de Las Chapas si que detecté a uno de estas singulares aves en epoca de cría. Pero en la actualidad y salvo que alguna pareja aislada crie en esa parte de nuestro municipio, no parece que se le pueda considerar como reproductora.
Es en la reproducción donde esta ave es más singular pues practica el nidoparasitismo, o sea, la hembra pone los huevos en los nidos de otras aves y se desentiende por completo de la suerte que estos puedan correr. No obstante intenta asegurarse el éxito reproductor poniendo muchos huevos, por lo general 1 por nido, hasta unos 25 en total.
Vive en gran parte de Europa, Asia y norte de África e inverna en el África subsahariana, llegando incluso hasta Sudáfrica. En España se encuentra distribuido por toda la península, aunque con densidades muy desiguales, siendo mucho más común en la España eurosiberiana y mucho más escaso en la termomediterránea.


martes, 16 de abril de 2019

Carbonero común en plena cría.


El carbonero común Parus major, o como por qui se le conocia antes “pajarito del agua” es una de las aves forestales más comunes, llegando incluso a habitar en plena ciudad. En el mundo se extiende por Europa, Asia y norte de África, siendo un pájaro frecuente siempre que exista arbolado. Como el resto de su familia, los páridos, nidifica en agujeros, ya sean naturales o proporcionados involuntariamente por el ser humano, ocupando cualquier hueco que se le brinde. Si se colocan cajas nido, es una de las especies que las suelen ocupar con más presteza.
Aunque consume algunas bayas y semillas es básicamente insectívoro y un gran consumidor entre otras, de orugas de procesionaria del pino, que extrae de sus nidos sin la menor preocupación, pues es totalmente inmune a la sustancia urticante que éstas poseen y que tantos problemas crean al ser humano o a sus mascotas.
Es por la tanto un gran aliado en la lucha natural contra esta oruga, considerada de manera injusta como plaga.
A estas alturas del año, ya sacan adelante a su numerosa prole que puede llegara 6 o 7 pollos, y los alimentan a base de orugas y otros pequeños insectos que buscan afanosamente ambos mienbros de la pareja.

lunes, 1 de abril de 2019

Van llegando.


Hoy comienza abril – y además llueve-, y abril es el mes en el que la migración prenupcial de aves es más destacada. No obstante ya desde hace dos o tres semanas llevo detectando algunos migrantes transaharianos en paso por Marbella, de los cuales dejo en esta entrada constancia en imágenes. Pero todavía lo mejor está por llegar. Lo visto hasta ahora es solo una avanzadilla de lo que se avecina en los próximos días y semanas, cuando la migración se haga mucho más patente, tanto en especies como en número de aves observadas.
Y no solo las aves comienzan a migrar, otros seres alados como las mariposas también llevan a cabo proezas migratorias significativas (teniendo en cuenta su tamaño y aparente fragilidad). Es el caso de esta bella mariposa la atalanta, vulcana o almirante rojo -que de estas tres maneras y alguna más se la denomina- que ahora emprende camino hacia el centro y norte de Europa.
Collalba gris, en paso por Marbella a mediados de marzo.
además de estos llamativos movimientos migratorios, ya es muy notoria la llegada de algunas de las aves que nos acompañaran durante la primavera y el verano. Golondrinas y vencejos ya se ven en la urbe y en el campo comienzan ya a oírse a los ruiseñores y alguna rapaz transahariana está ya plenamente instalada en su territorio de cría.
Y aunque ya en bajo número todavía se puede observar algún ejemplar de las aves que pasaron el invierno en nuestro medio natural. Ayer mismo todavía vi algún zorzal y alguna bisbita pratense..
Bisbita arbóreo, pájaro escaso en paso.



Atalanta,, mariposa migratoria.
Lavandera boyera, se ven desde hace unas semanas en paso.

sábado, 23 de marzo de 2019

Mal año de orquídeas.


Mal año este para las orquídeas silvestres en Marbella. La sequía que llevamos padeciendo desde hace ya unos meses, y otros factores como la masiva presencia de jabalí, están haciendo que estas bellas plantas sean cada vez más escasas.
Las pocas que se atreven a florecer están en un estado paupérrimo. apenas alcanzan el tamaño que sería normal y presentan incluso las hojas casi secas a pesar de estar floreciendo.
A pesar de ello algunas se ven, y aunque no muestran la belleza de otras temporadas, siempre es un regalo para la vista ver alguna de estas singulares plantas florecer.
Hoy he observado un grupo de espejillo de Venus Ophrys speculum, una de las más comunes en nuestros campos. Especie de distribución circunmediterránea, quei mita a la hembra de un insecto para ser polinizada por el macho . En concreto la especie polinizadora es Dasiscolia ciliata, una avispa de la familia scolidae.

domingo, 17 de marzo de 2019

Esfinge colibrí.


Esta singular mariposa de la familia sphingidae, es la esfinge colibrí macroglossum stellatarum, una especie que a pesar de pertenecer a una familia de mariposas nocturnas, es claramente diurna.
Ahora puede verse con relativa facilidad, incluso en plena ciudad, buscando su alimento en las flores, que liban con una precisión extrema gracias a su larga espiritrompa y a su dominio del vuelo, que le permite pararse literalmente en el aire.
Vive en buena parte de Eurasia y el norte de África, más bien en zonas no muy frías, y tienen un complejo comportamiento migratorio, que en ocasiones les lleva hasta zonas del norte de Europa.
Un animal fascinante de observar, por su gran capacidad de maniobra y por su tamaño, que ciertamente impresiona. No es raro que a menudo sea confundido con un verdadero colibrí, pues su tamaño y forma de alimentación son bastante similares.

jueves, 14 de marzo de 2019

Exóticas a pares.

Cotorra alejandrina

Hace unos días me topé en una barriada de Marbella con estas dos exóticas, que al parecer se mueven juntas por la zona en busca de alimento. Desde entonces las he vuelto a ver en un par de ocasiones y parece que se llevan bien, pues siguen formando un dúo.
Una de ellas es un ejemplar de cotorra alejandrina psitacula eupatria, especie originaria del centro y sur de Asia, aunque ya ha colonizado más partes del mundo, incluyendo buena parte de Europa, con poblaciones aparentemente viables. Es la primera vez que veía a esta especie por Marbella, aunque ayer mismo vi otro ejemplar en una zona natural bastante alejada, lo que puede indicar que hay más de un ejemplar.









Amazona spp

Y el otro psitácido que acompañaba a la primera es un ejemplar de amazona spp, sin poder determinar la especie por mi falta de conocimientos sobre estas aves y la fugaz observación que de ella tuve; aunque bien podría tratarse de amazona alinaranja amazona amazonica, que como su nombre indica es originaria de la zona del Amazonas en América del sur.
Parece clara que la procedencia de esta aves es un escape, pero la incidencia que sobre nuestro medio natural y sus especies autóctonas pueden tener estos individuos casi nunca es positiva, más bien al contrario y ya se deberían tomar medidas para retiralas de nuestro medio natural, antes de que se conviertan en un problema como sus parientes las cotorras argentina y de Kramer.

miércoles, 6 de marzo de 2019

Cardenillo.


Esta pequeña mariposa de la familia de los licénidos es el cardenillo Tomares ballus, una especie que sólo habita en Ibeiria, el N de África y algunos puntos del sur de Francia. Es univoltino, con una sola generación anual que suele volar entre marzo y abril y que puede encontrarse en entornos muy degradados (eriales, descampados y en geneal espacios con poca vegetación).
En Marbella, según mi experiencia, es una mariposa escasa y localizada, que además debido a su escaso porte y hábitos muy discretos suele pasar desapercibida.
Por ello encontrarse con algunos ejemplares de esta bonita mariposa es un hecho no muy usual y hace un par de días tuve la suerte de ver al menos 3 ejemplares distintos.

domingo, 3 de marzo de 2019

Marzo.


 

El verdecillo, especie residente que ya
se encuentra en plena reproducción.

A punto de llegar a la primavera, estos inicios de marzo son propicios para la observación de una buena cantidad de aves. Unas fechas propicias para que se junten aves invernantes, migrantes y estivales-
Todavía las invernantes se encuentran apurando los últimos días de invierno, algunas migrantes ya se dejan ver, si bien no en cantidades significativas, pero van llegando las primeras; y a esto hay que sumar que las residentes ya empiezan a mostrar signos de inicio de la reproducción. Incluso algunas recién llegadas desde África -estivales por lo tanto- ya se dejan ver también comenzando el celo.
Esta invernada en Marbella ha sido pródiga en observaciones muy interesantes de especies raras por estos lares, esperemos que los días venideros también deparen alguna sorpresa.
De todas formas estas fechas resultan de lo más atractivas para los que disfrutamos con la observación de los seres vivos, pues el invierno se acerca a su fin y la vida empieza a mostrar signos primaverales por doquier.
la culebrera europea, ya llegó desde el
África subsahariana.


domingo, 24 de febrero de 2019

Lagartija andaluza.

la lagartija andaluza podarcis vaucheri, es sin duda la más exclusiva de nuestras lagartijas, como su nombre indica. Considerada como subespecie de la lagartija ibérica hasta hace poco, estudios moleculares determinaron su diferenciación de ésta.
Sólo vive en el suroeste ibérico y países del norte de África (Marruecos, Argelía y Túnez).
Es una lagartija de zonas rocosas, aunque a menudo se instala en plena ciudad aprovechando oquedades en construcciones. Se alimenta de pequeños insectos y gusta de solearse sobre una piedra, por lo que no resulta difícil de ver, aunque cuando detecta la presencia humana suele refugiarse con rapidez en alguna grieta u oquedad.
La UICN la considera como una especie amenazada, por su reducida área de distribución, y aunque figura como “preocupación menor”, lo cierto es que esta´incluida en la lista roja.
Aunque suele pasar desapercibida a menudo, debemos ser conscientes de que esta pequeña lagartija es otra de nuestras joyas faunísticas.


lunes, 18 de febrero de 2019

Insecticida natural.


El herrerillo común cyanistes caeurelus es uno de los pájaros más frecuentes en nuestras zonas arboladas, incluso en parques y jardines, donde llegan a ser muy comunes.
Sus vivos colores y su constante canturreo, lo hacen fácil de detectar, mientras patrullan los árboles y arbustos en busca de pequeños insectos y arácnidos que son la base de su dieta.
Se distribuye por gran parte de Europa y en la península está muy extendido, faltando solo en reducidas áreas, aquellas más desforestadas.
No es un migrador en sentido estricto, aunque realizan movimientos cortos, bajando de zonas montanas a otras más atemperadas. Sin embargo las poblaciones del centro y norte de Europa si que se desplazan hacia el sur al llegar el otoño, incrementando así a la población ibérica.
Un bonito pajarillo, perteneciente a la familia de los páridos, que necesita de huecos para anidar, por lo que en las ciudades la colocación de cajas nido es un método efectivo para que consigan sacar adelante su nidada, y de esta manera nos beneficiamos de su acción “insecticida”. De lo más natural.

lunes, 4 de febrero de 2019

Colimbo grande en Marbella.



Estos primeros compases del año 2019 están resultando de los más interesante en cuanto a observaciones de aves que normalmente no se dejan ver por aquí. A los ya reseñados en anteriores entradas de este blog, hay que añadir ahora a un ave realmente rara en el mediterráneo y que ayer mismo pude observar desde una playa de nuestra localidad.
Se trata de un ejemplar de Colimbo grande Gavia immer, un ave de hábitos marinos que se reproduce en los bosques boreales y las tundras de Europa, Asia y Norteámerica y que como invernante solo es regular -y en números no muy elevados- en las costas cantábricas. De hecho se estima que solo alrededor de unos 300 ejemplares invernan en nuestras costas. En mayor medida lo hacen en zonas de Francia, Islas británicas y otros enclaves del occidente europeo.
Se alimenta básicamente de peces, aunque también puede consumir crustáceos y otros pequeños animalillos. Aunque durante la invernada es un ave costera, durante la época reproductora se asienta en lagos sobre todo. Puede llegar también durante la invernada a verse en algún humedal interior, pero este hecho resulta raro.
Durante el rato que lo estuve observando estuvo buscando alimento y por lo que pude intuir, no le fue mal. Es posible que los fuertes temporales que días atrás azotaron las costas del cantábrico, nos haya traído a este singular ave a nuestro mar para alimentarse y pasar un tiempo al abrigo de tan generosa despensa.


viernes, 25 de enero de 2019

Picapinos.


Ya se escuchan a los picos picapinos dendrocopos major con sus tamborileos, que consiste en repiquetear sobre un tronco muerto, lo que produce un característico sonido que los machos utilizan para atraer a las hembras y marcar el terrirorio.
Este bonito pícido se encuentra bien distribuido por casi todo el paleártico, y en España salvo en las zonas más áridas y desforestadas es relativamente común. Vive en zonas arboladas, aunque no sean muy densas. Su alimentación es prácticamente omnívora, e incluso llega a consumir huevos y polluelos de otras especies, por lo que su presencia no es muy bien tolerada por los pajarillos. También consume frutos y semillas, y es capaz de abrir la cáscara de algunos frutos como la almendra o la bellota, a base de colocarlas en un lugar adecuado y percutir con su potente pico.
En Marbella es común en todo el territorio; si bien años atrás su población pareció descender, este año al menos lo veo a menudo.

sábado, 19 de enero de 2019

Tarabilla.

Macho de tarabilla europea.

La tarabilla europea Saxicola rubicola es uno de esos pajarillos que resultan, si no abundantes, si relativamente fáciles de encontrar por Marbella. Y es que aunque su distribución en la península es muy amplia donde resulta más abundante es en nuestra provincia y en la vecina de Cádiz.
Se puede observar en matorrales y pastizales, pues es un ave insectívora que otea desde un posadero no muy elevado a sus presas, y que suele volver al mismo o a otro cercano tras lanzarse en su busca. Esta costumbre de posarse al descubierto le hace fácilmente observable.
Vive en latitudes templadas de Eurasia y África, incluso por debajo del Sáhara y aunque no es un migrador de largas distancias, si que se sabe que abandona los sectores más fríos de su área de distribución para pasar el invierno en zonas más térmicas.
Nuestro clima es propicio para recibir invernantes y por ello en época invernal es más abundante. Además existe una población sedentaria que se reproduce y pasa el resto del año en nuestro territorio. Por cierto que suele ser uno de los más tempraneros en cuanto a anidar, llegando a hacerlo en pleno mes de febrero.

miércoles, 9 de enero de 2019

Dos ilustres invernantes.

Escribano nival.


Estos primeros días del nuevo año han traído hasta Marbella a sendos ejemplares de aves de dos especies que no suelen verse a menudo en el sur de España. ambas especies comparten en gran medida su distribución durante la época reproductora, y ambas migran hacia el sur cuando comienzan los primeros fríos otoñales en las latitudes boreales. Pero una de ellas al menos es un auténtico sorpresón, que todavía tiene revolucionado al mundillo ornitológico de nuestra provincia.

Este inesperado visitante es un ejemplar de escribano nival Plectrophenax nivalis, un pajarillo que suele invernar en muy bajo número en algunos enclaves de las costas cantábricas y que fuera de éstas ya resulta raro encontrar; más aún tan al sur de la península ibérica, aunque hay que decir que hace un par de años también se detectó la invernada de un ejemplar en la cercana Vélez-Málaga.

De distribución circumpolar, durante el otoño se desplaza hacia zonas más atemperadas, siendo las costas del oeste de Europa los que reciben un mayor contingente de aves. Como ocurre con otras pocas especies de aves, este escribano tiene la peculiaridad de vivir en dos hábitats bastante distintos según la época del año. En la época estival habita en la tundra,en los páramos y en zonas rocosas. sin embargo durante la invernada se desplaza hacia zonas costeras, con dunas o zonas rocosas, incluyendo instalaciones portuarias.




La otra habitante del lejano norte de que se está viendo estos días por Marbella es la serreta mediana Mergus serrator, un pato buceador de hábitos preferentemente marinos, que ya tuvimos en nuestra costa hace un par de invernadas, y que al parecer le ha cogido el gustillo a nuestro envidiable clima.
Serreta mediana