domingo, 30 de diciembre de 2018

Reyezuelo listado: el duende del arbolado.


Resulta relativamente común durante la invernada en nuestro municipio el más pequeño de los pájaros de Iberia, el reyezuelo listado regulus ignicapillus. Ocupa una gran variedad de hábitats arbolados, incluso en plena ciudad, aunque es más frecuente en pinares.
Ayer detecté a varios de estos diminutos “duendecillos” en la zona de Puerto rico bajo, buscando afanosamente entre los pinos algún pequeño insecto.
Viven en latitudes medias de Europa el Asia menor y el norte de África, aunque su distribución no es del todo continua. En España es más común en el tercio norte, y luego su distribución se fragmenta bastante hacia el sur, faltando en amplias zonas de las mesetas. Incluso en Andalucía falta de amplias zonas del valle del Guadalquivir y sureste, siendo nuestra provincia y la de Cádiz, las que ostentan una densidad más alta.
En España no hay una variación significativa en su distribución entre la época reproductora y la invernada, si acaso algunas aves bajan de altitud evitando las zonas más frías y buscando otras más templadas, si bien es cierto que también se produce la llegada de ejemplares procedentes del centro de Europa, aunque no parece que en gran número.


viernes, 21 de diciembre de 2018

Turaco violaceo juvenil

ejemplar adulto
ejemplar juvenil





















Ayer observé en una zona de Nagüeles a dos ejemplares de turaco violaceo Musophaga violacea, una exótica que lleva observándose por nuestro municipio al menos desde 2011.
Lo llamativo de la observación es que uno de los ejemplares tiene características de un ave juvenil.
Elucubrando un poco es factible que se hayan llegado a reproducir, y que este individuo sea el fruto de este hecho, lo que además de significativo, resulta un tanto preocupante, al tratarse de una especie alóctona, de procedencia centroafricana, que no sabemos que influencia podría tener sobre el medio natural.


martes, 18 de diciembre de 2018

Garzas en invernada.


Dos especies invernantes de medios acuáticos que podemos considerar como “estrella” se encuentran en uno de los humedales de Marbella.
Uno de ellos el martinete común nycticorax nycticorax, ya lleva viéndose en este embalse desde hace unos años, llegando incluso a constatarse su reproducción en él. Lo llamativo de la observación fue el número de individuos avistados -hasta cinco, cuatro adultos y un juvenil-, que es el número mínimo que están pasando el invierno allí, a pesar de que es una especie migrante transahariana, por lo que el grueso de la población se encuentra ahora en África, sin embargo algunos ejemplares invernan en el sur ibérico.
La otra especie avistada es una garceta grande egretta alba, una elegante garza que en los últimos años parece en alza, con cada vez más invernantes en Iberia; si bien no resultan numerosas en general, salvo excepciones, el disponer de un ejemplar en nuestro municipio es un auténtico lujo natural.

lunes, 10 de diciembre de 2018

Un invernante en alza.


El Martín pescador Alcedo athhis ha pasado en unas décadas de ser un ave ocasional en nuestro término, a relativamente común. Incluso durante la invernada es más que común, ocupando todos aquellos humedales que contengan peces, que son la mayor parte de su dieta.
Se distribuye por gran parte de Eurasia, faltando sólo en las zonas mas norteñas, y por el norte de África. Incluso está presente en Nueva Guinea.
Hace unos días detecté en uno de nuestros humedales, en un espacio relativamente pequeño, hasta tres ejemplares, y este hecho se repite en otros aguazales del término.
Es evidente que es mucho más numeroso durante los meses fríos, cuando buena parte de la población del centro de Europa, se desplaza al sur a pasar el invierno. Nuestro término se convierte así en lugar de acogida para estos bellos pájaros especializados en la pesca, que llegan a ocupar incluso instalaciones portuarias y espigones.

domingo, 2 de diciembre de 2018

Ya está a la venta "Las aves de Marbella".

Ya está a la venta en varias librerías de nuestra ciudad, esta obra de la cual tengo el honor de ser uno de los autores.


Este libro de aves de Marbella es el resultado de varios años de recopilación de datos por parte de sus autores. Estos datos se han conseguido a través de las numerosas salidas a la privilegiada y variada naturaleza que se encuentra en todo su esplendor dentro del término municipal de Marbella. Además, se ha recopilado información de diversos amigos y conocidos, aficionados como los autores, a la observación y al estudio de nuestro medio natural. Para complementar aún más la información se ha acudido a una revisión bibliográfica exhaustiva.

La obra Las Aves de Marbella es por tanto un documento que intenta plasmar la realidad ornitológica del momento presente. Una realidad que, por otra parte, está en continua transformación debido en gran parte a la acción del ser humano y en la cual las aves son claros bioindicadores de este proceso.

A través de sus páginas conocerás las numerosas especies de aves que durante los distintos periodos del año visitan nuestra ciudad, nuestras montañas, playas, ecosistemas dunares, bosques y zonas húmedas.

Dar a conocer las aves que nos visitan es sinónimo de concienciación social, la cual es una herramienta fundamental destinada a valorar nuestra naturaleza más cercana. En este sentido Las Aves de Marbella es una obra necesaria para preservar, desde el punto de vista medioambiental, este lugar tan maravilloso de la Costa del Sol.

jueves, 15 de noviembre de 2018

Gaviota reidora, una invernante común.

Gaviota reidora en plumaje invernal.

Una de las gaviotas que durante la invernada resulta más común en nuestra costa, es la Gaviota reidora Croicocephalus ridibundus, un lárido de tamaño mediano tirando a pequeño, que ocupa buena parte de Europa y Asia, así como el norte de África. Es un ave en expansión en tiempos recientes dada su adaptabilidad a diversos recursos tróficos, incluida la prospección de los vertederos.
En España como reproductor no es muy numerosa, calculándose una población de unas 5000 parejas, repartidas por diversos humedales del levante, interior y sur peninsular. En la cercana laguna de Fuentedepiedra existe desde hace años una colonia de reidoras, que aunque no muy numerosa, constituye la única a nivel de nuestra provincia, al menos que yo conozca.
Gran parte de la población del centro y norte de Europa baja de latitud una vez terminada la cría, repartiéndose entonces por el entorno del Mediterráneo principalmente, llegando algunas incluso hasta las islas Canarias.
En Marbella es muy frecuente a partir de septiembre, aunque incluso antes pueden verse ya algunos ejemplares, y ocupa zonas de costa y humedales principalmente, aunque no es del todo raro ver a alguna buscando alimento en otras zonas alejadas de masas de agua.

lunes, 5 de noviembre de 2018

Vanessa atalanta.


Otra de las mariposas que ahora se dejan ver por Marbella es la Vulcana o Almirante rojo Vanessa atalanta. Una especie bastante viajera que migra en primavera al centro y norte de Europa, para regresar después hasta África , en varias generaciones, pues estos pequeños seres no gozan de una larga vida precisamente. Se distribuye por latitudes medias de Eurasia, Norteámerica y el norte de África.
Aunque teóricamente puede verse todo el año, mis observaciones en nuestro municipio no son muchas. Puede verse algún ejemplar aislado, pero no es una mariposa con la que te sueles topar con frecuencia.


martes, 23 de octubre de 2018

Pinzones reales.


Este bonito pájaro que cría en latitudes muy norteñas de Eurasia (norte de Escandinavia, Rusia y Siberia principalmente) es el pinzón real Fringillia montifringillia. Un ave que una vez termina de criar en los bosques boreales, donde llega a ser una de las más abundantes, baja de latitud y se dirige al centro y sur.
En España es un invernante estricto que según los años, puede ser más o menos abundante. De todas formas es en el norte peninsular donde es más frecuente su invernada. En el sur se va volviendo más escaso, aunque incluso hay ejemplares que cruzan al norte de África. En años buenos de invernada recuerdo haber oído que en algunos puntos del norte ibérico se contabilizaban cientos de miles de ejemplares en dormideros, pero por aquí esos números nunca los llegamos a ver.
Ayer pude contar tres ejemplares en Marbella, que mezclados con sus parientes los pinzones comunes, se dedicaban a cazar hormigas aladas; un manjar para muchas especies, por no decir para casi todas.
Aunque ya desde finales de septiembre pueden verse en Iberia, personalmente es la primera vez que los detecto en octubre y aunque este hecho no es más que una apreciación personal, parece que este año se han adelantado en fechas, lo que invita pensar que será una buena invernada de esta especie por nuestros campos.


jueves, 18 de octubre de 2018

Migrantes e invernantes.

Papamoscas cerrojillo,

En estos días de octubre se da la circunstancia de que el paso de paseriformes migradores todavía es muy patente y además se comienzan a recibir a los primeros invernantes en nuestro medio natural.
Ayer tuve una observación que puedo calificar como “emocionante”. Un papamoscas cerrojillo Ficedula hypoleuca, descansaba visiblemente agotado, seguramente tras una larga jornada de vuelo. Me dejó acercarme a una distancia a mi entender bastante corta y además daba evidentes signos de cansancio, ahuecando el plumaje y casi cerrando los ojos ante mi cercana presencia.
Y es que estos formidables viajeros, a los que todavía les quedan posiblemente miles de kilómetros de viaje, hasta el África tropical, siempre me resultan fascinantes. Impresiona ver como estas avecillas de pequeño tamaño realizan tan largas migraciones año tras año. Como su instinto les empuja a seguir hasta alcanzar su destino, aunque algunos no lo consigan.
Y de las recién llegadas hasta nuestro medio natural para invernar destacaré las primeras bisbitas pratenses y zorzales comunes, que en estos próximos meses pasarán el invierno en los campos, hasta que de nuevo su instinto migrador los empuje hacia el norte a comienzos de la próxima primavera.

domingo, 14 de octubre de 2018

Libélulas de octubre.


Ya a mediados de octubre las libélulas en vuelo no suelen ser muchas. La mayoría de las especies ya cumplieron su periodo de vuelo, pero aún así, todavía algunas de las más tardías en emerger pueden verse por Marbella.
Aquí presento algunas de ellas fotografiadas durante el presente mes.
Macho de Sympetrum fonscolombi

Aeshna cyanea


Sympetrum sinaiticum

Aeshna mixta

domingo, 7 de octubre de 2018

Mariposa del madroño en Marbella.

reverso

Ayer tuve la suerte de poder observar e incluso fotografiar a una mariposa, que al menos por Marbella no es muy frecuente. Se trata de la mayor mariposa diurna de Iberia, la mariposa del madroño Charaxes jasius, también conocida como “cuatro colas” o “bajá”.
Vive en países del entorno del mediterráneo, pues como su nombre indica, la planta de la que se nutren sus orugas es el madroño Arbutus unedo, un arbusto característico del monte mediterráneo. Por lo tanto su distribución en Iberia es fundamentalmente mediterránea, faltando en amplias zonas de la parte norte. De todas formas por lo general nunca es muy común.


anverso
Presenta dos generaciones anuales, una a finales de primavera - inicios de verano y otra a finales de éste, que si el año es bueno se prolonga en ocasiones hasta noviembre.
Es una apreciación totalmente subjetiva, pero a mi entender es la más bella de las que pueblan nuestro país, sobre todo con las alas cerradas. El reverso de esta ninfálida es realmente espectacular, como se puede apreciar en la imagen y aunque en el mundo de estos seres alados, las coloraciones a menudo son muy llamativas, esta mariposa se lleva la palma.

domingo, 30 de septiembre de 2018

Día de calzadas.


Ayer sábado fue uno de esos grandes días de paso de águila calzada Aquila pennata. En unas dos horas pude contabilizar entre 70-80 ejemplares en las primeras estribaciones de nuestra sierra, intentando que las corrientes térmicas las elevaran lo suficiente para emprender viaje al estrecho.
Esta águila de mediano tamaño, es una de las rapaces más frecuentes en Marbella, y no es raro verla ya incluso entrar de vez en cuando en plena ciudad.
Como reproductora ocupa una amplia franja de latitudes meridionales y medias de Eurasia, así como el norte de África y una población también en Sudáfrica.
Es eminentemente migradora y la población europea se desplaza hacia zonas por debajo del Sáhara y algunos puntos del mediterráneo a pasar el invierno. De hecho en nuestra provincia es un ave que se detecta todo el año, aunque siempre es más abundante en periodo estival.
Ayer el flujo de calzadas era bastante intenso -como hacia años que no veía-, y todavía puede durar algunas semanas el paso de estas rapaces viajeras.

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Día de cerrojillos.


Si hay un paseriforme que encarne a la perfección el espíritu migrador, ese es el papamoscas cerrojillo Ficedula hypoleuca. Hoy ha sido el día que más he visto en un corto periodo de tiempo, lo que parece indicar que nos encontramos en los máximos anuales de paso de esta especie por nuestra localidad, camino hacia sus zonas de invernada al sur del Sáhara.
En España se restringe como reproductor a enclaves montañosos, pero en el centro y norte de Europa es uno de los pajarillos mas frecuentes en las zonas arboladas. También existen poblaciones en la zona más occidental de Asia, y es ahora cuando emprenden uno de sus dos viajes anuales, éste hasta el África tropical, para regresar ya bien entrado el mes de abril a sus zonas de cría.
Hoy este ejemplar, haciendo honor a su nombre, cazaba insectos desde un posadero -moscas o similares- para reponer fuerzas y poder así continuar el viaje.

jueves, 20 de septiembre de 2018

Tiempo de paso


Esta segunda quincena de septiembre suele ser probablemente, la de mayor paso migratorio del año. Aunque la migración de aves planeadoras (rapaces y cigüeñas) ya va cuesta abajo, la de paseriformes se encuentra en los máximos.
Estas son algunas de las especies vistas por Marbella en  los últimos días.
Mosquitero musical.















Curruca zarcera



Papamoscas cerrojillo


Colirrojo real

lunes, 10 de septiembre de 2018

Águila pescadora en migración.


El mes de septiembre es sin lugar a dudas el de mayor paso migratorio por nuestra localidad. La situación geográfica de Marbella, tan cercana al estrecho de Gibraltar, lugar por el que cruzan hacia África gran cantidad de aves, hacen que el fenómeno migratorio sea muy notorio en nuestra localidad estos días.
Hoy no me fijaré en grandes números de aves en paso migratorio -que los hay-, sino en el paso de un solitario ejemplar de águila pescadora por una playa. Fue hace unos días y ya hacia algunos años que no veía a ninguna por aquí.
Esta bella rapaz estrictamente piscívora que vive en Eurasia, Norteámerica y sudeste asiático, llegando hasta el continente australiano, tiene en el centro y norte de Europa una importante población, que en estas fechas se desplaza hacia latitudes más meridionales y un buen contingente de ellas sobrepasan incluso el desierto del Sáhara.
Aunque no es difícil ver alguna en paso por Marbella, sus números nunca son muy elevados y se pueden llegar a observar en cualquier punto del término, sin que sea un hábitat acuático, pues la migración tiene estas particularidades, que permiten en ocasiones observar aves en puntos donde a priori no las ubicamos. En este caso no fue así, y este ejemplar pasó prácticamente por la línea de costa, desde donde ya se podía vislumbrar el peñón que presagia la cercanía del estrecho, lugar desde donde intentará dar el salto hasta el vecino continente para continuar su viaje, en busca de algún lugar adecuado donde pasar estos meses.

sábado, 25 de agosto de 2018

Algo de historia sobre Quebrantahuesos.



El Quebrantahuesos Gypaetus babatus, es una de las aves carroñeras más singulares de la avifauna europea. Esta singularidad ya fue tenida en cuenta por los viajeros extanjeros -mayoritariamente británicos- que visitaron España, sobre todo en el siglo XIX y primeros años del XX, y que veinan ávidos de capturarlos para naturalizarlos -o sea disecarlos- y pasar así a engrosar colecciones zoológicas repartidas por buena parte de Europa. También sus huevos fueron fruto de la codicia de estos cazadores- aventureros, que llegaban a tener a personal local como recolectores de éstos.

Uno de estos personajes fue Lord Lilford (1833-1896), que dedicó especial atención al Quebrantahuesos llegando a tener anotadas las ubicaciones de varios nidos, algunos de ellos en las cercanías de Marbella.

De hecho este coleccionista inglés observó a uno de estos imponentes buitres en la sierra Palmitera, cerca de Marbella en 1864. En esa misma expedición y en el mismo lugar también citó una pareja de Buitre nego Aegypius monachus y a numerosos Buitres leonados Gyps fulvus como habitantes de esta sierra cercana. Asimismo, dice conocer la existencia de dos nidos de Quebrantahuesos en las montañas de Istán.

Otros dos aventureros ingleses, Chapman y Buck, años después también constataron la cría de este buitre en la Sierra Bermeja y se hicieron eco de la disminución de la población debida a la colocación por los pastores y campesinos de veneno para los lobos y para las propias aves necrófagas, que sin saber muy bien porqué gozaban de mala reputación.

Estas citas de aves, que a dia de hoy son inexistentes en nuestro territorio, puede darnos una idea de los cambios que ha sufrido nuestro medio natural, y que han llevado a la desaparición de estas y otras especies de nuestra avifauna, en la mayoría de las ocasiones por efectos de la acción humana, poco -por no decir nada- respetuosa con el medio natural y sus habitantes.

domingo, 12 de agosto de 2018

Oropéndola, a punto de partir.


Distribuida por el Paleártico, es una migrante transahariana que llega a nuestras latitudes desde abril, marchándose a finales de agosto o septiembre. En Iberia está ampliamente distribuida, prefiriendo zonas termófilas y evitando la franja cantábrica. Inverna en África tropical, donde pasa la mayor parte del año. Se alimenta de insectos, frutos y bayas, siendo un aficionado a consumir moras y otros frutos que en verano son abundantes. Existe un cierto dimorfismo sexual, siendo las hembras de colorido más discreto -tirando a verdoso-, que el macho que luce un espléndido plumaje amarillo y negro.

Se reproduce en riberas fluviales y otras formaciones arbóreas ligadas a medios acuáticos. Se la puede considerar relativamente común en estos hábitats en Marbella. Construye el nido entrelazado entre dos ramas a cierta altura en la arboleda. El nombre vernáculo por el que se la conocía en nuestra zona antaño era el de “pendejoviejo”, claramente una onomatopeya de su singular canto, constituido por una estrofa corta de tono aflautado.
A estas alturas del año ya han criado y están a punto de partir de nuevo al África tropical donde pasarán gran parte del año, para volver a sus zonas de cría entrado ya el mes de abril.

domingo, 29 de julio de 2018

Libélula emperador


la Libélula emperador Anax imperator es, si no me equivoco, la mayor de todas las que forman parte de nuestra fauna de odonatos.
Aunque vuelan durante gran parte del año en nuestros embalses y rios, es en estas fechas cuando son más numerosas y resultan un poco más fáciles de ver, pues por lo general no son fáciles de observar posados. Los machos pasan gran parte del tiempo patrullando su territorio y expulsando a otros rivales e incluso a otras especies del mismo.
Viven en buena parte de Europa, oeste de Asia y norte de África y aunque son bastante comunes en nuestra zona, no deja de sorpender la desttreza que poseen en el vuelo, llegando a poder hacerlo  hacia atrás, o incluso cernirse, en busca de presas.
Son enormemente beneficiosas pues consumen gran cantidad de mosquitos y otros dípteros considerados como perjudiciales.

domingo, 22 de julio de 2018

Papamoscas gris todavía en plena reproducción.


Esta misma mañana he localizado en una zona urbana de Marbella un nido de Papamoscas gris Muscicapa striata, en un parque de nuestra ciudad. Este pequeño pájaro insectívoro se muestra muy confiado ante la presencia humana y suele situar el nido en una rama lateral de algún árbol a no demasiada altura.
Estrictamente insectívoro es un pajarillo de discreta coloración, pero que suele posarse en lugares visibles, por lo que su observación no resulta dificil. Siempre ocupa zonas arboladas, aunque no necesariamente densas, y es un habitual en nuestros parque y jardines a partir de abril cuando llegan desde el África tropical donde invernan. Como reproductor se distribuye por buena parte de Europa, norte de África y Asia y en España se encuentra bien repartido, aunque falta en buena parte de Galicia y valle del Guadalquivir.
Estarán entre nosotros hasta septiembre cuando partan de nuevo a sus cuarteles de invernada en el África tropical.

sábado, 7 de julio de 2018

Perdimos a los patinegros.


Durante la pasada temporada de cría, la de  primavera verano de 2017, desde SEO-Málaga realizamos un censo y seguimiento de la población reproductora del chorlitejo patinegro (charadrius alexandrinus) en el litoral malagueño. Y los resultados no pudieron ser más desalentadores: una muy notable bajada de los efectivos reproductores de la especie a nivel provincial, concentrándose las pocas parejas reproductoras en un tramo muy definido del municipio de Málaga, y muy poquito más.
A nivel de Marbella el resultado fue igualmente muy negativo, constatándose lo que ya suponiamos desde hace unos años, que la ya de por sí escasa población local ha desaparecido al completo.
En el anterior censo efectuado en 2007, al menos dos parejas intentaron criar en nuestras playas, no pudiéndose corroborar si al final consiguieron llevar a cabo con éxito la cría, pero al menos estaban presentes durante la época adecuada. Este hecho a día de hoy ya no es así, y podemos afirmar categóricamente que en Marbella ya no se reproducen.
Esta avecilla muy ligada durante la época reproductora a los arenales y dunas costeras, ha sufrido como pocos el uso intensivo que de estos espacios naturales se hace en la actualidad. El continuo trasiego de personas y perros sueltos, la limpieza mecanizada de las playas y otros factores de origen antrópico, están llevando a la especie a umbrales mínimos, y como es nuestro caso, a perderlos como reproductores.
Al situar su nido sobre la arena están constantemente expuestos a sufrir su perdida, y los repetidos fracasos, hacen que la población local desaparezca.
Una pena, porque hay una serie de medidas de fácil aplicación y bajo coste, que si se hubieran llevado a cabo, probablemente hubieran supuesto que a dia de hoy pudieramos ver a esta simpática ave en nuestras palyas.
El documento completo sobre este último censo puede consultarse en el siguiente enlace http://www.seomalaga.org/document/4459.pdf.

martes, 26 de junio de 2018

Zigópteros.

Erytromma viridulum

Principios de verano es una inmejorable ocasión para la observación de Odonatos en general, y más en concreto de estos pequeños seres, pertenecientes a un suborden, los zigopteros, dentro del más amplio de los Odonatos. Conocidos también como Caballitos del diablo, se diferencian de sus primas las libélulas, por descansar con las alas plegadas y por poseer dos grandes ojos algo separados entre sí.
Si además los ojos son de un vivo color rojo, como es el caso de Erytromma viridulum, hace de esta diminuta criatura que apenas llega a los 3 cm de longitud, una auténtica belleza alada. Viven en latitudes medias y meridionales de Eurasia y en el norte de África.
Platycnemis latipes.

Y casi del mismo tamaño o ligeramene mayor es la otra que hoy traigo a esta entrada. Se trata de un endemismo franco-ibérico Platycnemis latipes, otra habitante de rios y arroyos de poca corriente.
Aunque algunos de estos zigopteros pueden verse alejados de zonas húmedas, lo normal es que se encuentren en ellas, pues las necesitan para llevar a cabo la puesta y en estas calurosas fechas, nada mejor que acercarse a estos frescos ecosistemas y disfrutar de su flora y fauna asociada.

viernes, 22 de junio de 2018

Los negros ojos del bosque.


En no pocas ocasiones en este mismo blog hablo sobre especies de Aves que se encuentran en un claro declive en sus poblaciones. Este hecho se ha vuelto muy comun en los últimos tiempos, pues son varias las especies que en lo que va de siglo, se han rarificado o incluso prácticamente desaparecido de nuestro territorio.
Pero el caso de hoy es bien distinto. Una especie de hábitos forestales, que indudablemente se ha hecho común por Marbella. Tal es su aumento de población que ha llegado a instalarse ya en plena ciudad, y no pasa mucho tiempo sin tener noticias de nuevos avistamientos.
Se trata del Cárabo común Strix aluco, una rapaz nocturna que se muestra muy adaptable a los cambios ambientales, y que ha sabido adaptarse a una gran variedad de ambientes arbolados, diversificando enormemente su dieta y consumiendo aquello que puede cazar, importandole poco si es de pluma o de pelo.
Hace unos días nos topamos con una pareja de estas bellas strigiformes de ojos profundamente negros, que no mostraron el más mínimo reparo en colocarse a apenas unos metros, confiados plenamente en su críptico plumaje; y que sembraron el pánico entre los demás seres alados, que tras acosarlos durante un tiempo, optaron prudentemente por alejarse y dejarlos descansar, al menos por un tiempo.

sábado, 16 de junio de 2018

Inesperado encuentro.


Hace un par de días tuve un inesperado encuentro con uno de nuestros vertebrados más exclusivos, el Camaleón Chamaeleo chamaeleon. Aunque se venian observando por la zona desde 2014 al menos, la verdad es que en sucesivas visitas por este espacio natural en estos años, nunca me topé con él, hasta anteayer.
En Europa sólo se encuentra en algunas zonas de Andalucía y muy poco más, si bien también vive en buena parte del norte de África, Oriente Medio e incluso la península Arábiga. En nuestro país en los últimos años se detecta una expansión notable, apareciendo en zonas donde no se tenía noticias de su presencia, al menos en tiempos recientes.
Y el descubrirlo fue una auténtica casualidad, lo que me lleva a pensar que puede que la población sea mayor de lo que se pueda parecer en principio.
Aunque no existen datos históricos -que yo sepa- de su presencia en Marbella en épocas pasadas, es más que probable que fuera así. Nuestro ecosistema es el más propicio para la especie y está dentro de su área de distribución natural, por lo que es lógico pensar que tuvo que haberlos.
Esperemos que esta población y otras de las que tengo noticias en Marbella, prosperen y podamos disfrutar de este singular reptil, consumado especialista en la captura de insectos voladores.

miércoles, 13 de junio de 2018

Día de mariposas.

Gonepteryx cleopatra
Gonepteryx rhamni

El pasado fin de semana pude observar a estas tres bellezas aladas en apenas unos metros en un paraje de nuestra querida Marbella.
La primera en aparecer fue la Cleopatra Gonepteryx cleopatra una bella mariposa de tamaño mediano y bella coloración, de la cual pude comprobar que habia varios individuos por la zona. Esta especie es de distribución circunmediterránea, ocupando zonas de el sur de Europa, norte de África y Oriente medio.
Otra pariente muy cercana se movía a escasos metros de la primera observación, se trataba de un ejemplar de Limonera Gonepteryx rahmni, mucho más extendida que su pariente, llegando hasta la península Escandinava.

Ambas especies no son muy abundantes en nuestra provincia y menos en Marbella, donde según mis observaciones, hay años en que resultan casi indetectables, aunque esto hay que tomarlo como una simple percepción personal.
Euphydrias aurinia.


Y para completar el trío de ases apareció esta otra bella mariposa (aunque ya un poco deteriorada) que llevaba tiempo sin ver por nuestro municipio, la elegante Ondas rojas Euphydrias aurinia, una especie que está en franco retroceso en toda su área de distribución y que sí se considera amenazada. Su area de distribución incluye latitudes templadas de Eurasia, pero aparece de manera fragmentada, faltando en amplias zonas y aunque localmente puede resultar incluso abundante, a nivel global puede considerase como escasa.

miércoles, 6 de junio de 2018

Dardo del desierto.


Hace unos días pude observar a este ejemplar de Odonato que me ha dado bastantes quebraderos de cabeza hasta lograr identificar correctamente. Se trata de un macho inmaduro de Sympetrum sinaiticum, especie que como otras libélulas, parece que ha colonizado recientemente iberia desde el norte de África. Su área de distribución actual en Europa se circunscribe al sur y al este de la península y además esta presente en el norte de África hasta Oriente medio.
Como nombre común se le da el de “dardo del desierto” lo que da una idea de cual es su hábitat primigenio. Y eso a pesar de que los odonatos son insectos que solemos asociar con el agua. pero esta como otras representantes de su orden, una vez que abandonan el liquido elemento, pueden desplazarse a bastante distancia.

lunes, 28 de mayo de 2018

Vestido de gala.


Ya lleva unos días en una de nuestras playas, a pesar de todas las molestias que en éstas se dan para las aves migratorias, como la limpieza mecanizada, el continuo flujo de paseantes -alguno que otro con perro suelto- y un largo etc de inconvenientes. Y aún así este bonito ejemplar de Chorlito gris Pluvialis squatarola ha decidido pasar unos días en Marbella.
Se reproduce en la tundra ártica, así que todavía le queda un largo trecho migratorio por recorrer. Inverna en zonas mas sureñas de todos los continentes, pues es un ave cosmopolita con una distribución muy extensa. A lo largo del año puede verse casi en cualquier punto del globo, sin embargo para llevar a cabo la cría se refugia en las tundras árticas de Eurasia y Norteámerica. Es por ello una de las aves viajeras que más largos recorridos realiza.
A pesar de su amplia distribución no es un ave muy abundante y tiene categoría de amenaza según la UICN.
Hoy reponía fuerzas buscando alimento con este magnifico plumaje nupcial, lo que hace suponer que se dirigirá hasta algún punto de la tundra del norte de Rusia, Siberia, etc., si bien algunos ejemplares no reproductores pueden quedarse en latitudes más sureñas y pasar el verano en algún otro lugar favorable.


jueves, 24 de mayo de 2018

Juveniles y migrantes.

El Mosquitero papialbo todavía se detecta migrando.

Es lo que corresponde a las fechas en que estamos, juveniles de aves por todas partes. Una buena parte de las Aves ya tiene descendencia pero otras, las más tardías todavía están en las primeras fases de la cría. Y a todo esto hay que sumar que aún sigue activa la migración prenupcial, en limícolas, pero también en paseriformes y por supuesto en Abejero europeo, rapaz que todavía anda cruzando por el estrecho, aunque el grueso del contingente que cría en Europa ya han pasado de largo hacia el norte.





Juvenil de Estornino negro.
Todavía pueden verse Abejeros cruzando rumbo al norte.

domingo, 13 de mayo de 2018

Abejeros en migración prenupcial.


En esta semana que ahora termina, he tenido varias observaciones de esta singular ave, que por su aspecto es una rapaz, aunque su comportamiento alimenticio sea un tanto particular. el Abejero europeo Pernis apivorus es una de las aves migradoras más llamativas en su periplo entre Europa y África, pues a menudo se observan bandos numerosos en migración.
Ahora regresan al viejo continente y aunque no son tantos como en el viaje postnupcial, si que resulta espectacular ver llegar a alguno desde el mar, cosa que no es extraña en esta gran voladora, o simplemente verlos cruzar por el campo, siempre buscando las corrientes térmicas que les ayuden a volar con menos esfuerzo. Incluso no es dificil observarlos en pleno casco urbano, siguiendo siempre su ruta migratoria que los llevará hacia zonas más norteñas de Iberia y del resto de Europa.

martes, 1 de mayo de 2018

Reliquia preglacial


Esta libélula que podemos admirar en nuestro municipio es Oxygastra curtisii, un cordúlido de mediano tamaño, que presenta una distribución restringida a puntos de Francia, Iberia y norte de África y que además es fragmentada, faltando en gran parte de estos territorios.
Necesita de ríos realtivamente grandes con zonas remansadas y fondos con abundante barro y buena calidad del agua. Una característica muy llamativa de los machos de esta especie es un brillo metálico verdoso en su tórax.
En Galicia es relativamente común, incluso abundante en algunos ríos. En el resto de España aparece de forma muy dispersa y poco abundante en localidades de Extremadura, Cataluña, en la parte occidental de Andalucía y en algunos puntos del levante.
Por su reducida área de distribución y sus escasas poblaciones es una especie estrictamente protegida por diversa legislación, tanto autonómica, como nacional y europea, hallandose incluida en diversos convenios y catalogos sobre protección de fauna
Una auténtica reliquia de la era preglacial que tenemos la suerte de poder observar en Marbella.

miércoles, 25 de abril de 2018

Paso prenupcial de Tarabilla norteña.


Uno de los pajarillos migrantes más anhelados por los observadores de aves de nuestra zona – por lo menos en mi caso-. es la Tarabilla norteña Saxicola rubetra. Y es que como estricto migrante que es en el sur ibérico, aquí solo lo vemos durante los dos pasos el pre y el postnupcial y ahora además con el valor añadido de que vienen “estrenando” plumaje primaveral, mucho más llamativo que el que lucen el el paso postnupcial de tonalidades más apagadas.
Se distribuye por latitudes templadas y boreales de Europa y parte de Asia durante la época reproductora, aunque hay que decir que no es un ave abundante, de hecho tiene categoría de amenaza según la UICN. En España está presente en el tercio norte, prefiriendo zonas de media montaña, donde ocupa pastizales y herbazales, gusto que comparte con su pariente la Tarabilla común.
Básicamente es insectívora, aunque también puede consumir algunas bayas .Después de llevar a cabo la cría se marchan de nuevo a invernar al África subsahariana.
Ayer tuve la oportunidad de toparme con dos ejemplares de este bonito pájaro migrador en un paraje de Marbella, donde pararon a descansar y alimentarse antes de proseguir su viaje hacia el norte en pos de sus áreas de reproducción. Buen viaje.

miércoles, 18 de abril de 2018

Curruca mosquitera en paso


La Curruca mosquitera Sylvia borin es sin lugar a dudas la más discreta en coloración de todas las que se pueden ver en Marbella. Además es una estricta migrante en estas latitudes, siendo en estas fechas cuando regresa desde el África tropical a sus zonas de cría situadas en el centro y norte de Europa y en latitudes medias y boreales de Asia.
En España solo cría en la mitad norte peninsular y no es demasiado abundante. Sin embargo en el continente europeo es una de las más comunes. Durante ambos pasos es frecuente, aunque no siempre fácil de detectar, por sus hábitos y coloración bastante discretos.
Aunque ya hace algunos dias que pude ver la primera, hoy ha sido cuando he visto algunas más en un paraje de nuestra localidad.


sábado, 7 de abril de 2018

Culiblancos

Con el nombre de “culiblanco” eran conocidas en Marbella estas dos aves que esta semana he tenido la suerte de poder observar. Y es que ambas se han rarificado bastante en nuestro término en los últimos años, llegando una de ellas a casi desaparecer como reproductora en nuestro municipio.
Hembra de Collalba rubia.
Es la Collalba rubia Oenanthe hispanica, la que más ha sufrido la mencionada disminución de efectivos, hasta el punto como antes comenté, de ser hoy en dia difícil de precisar si alguna pareja llega a criar. Este bonito túrdido de coloración general ocre, tiene un dimorfismo sexual acusado, siendo el macho mucho más vistoso que su congénere. Ayer pude observar a esta hembra, en migración con total seguridad, descansando de su largo viaje migratorio. Cría en paises del mediterráneo llegando hasta Irán y Kazakistan por el este. Es una habitante de medios abiertos mediterráneos y la progresiva matorralizacion y reforestación que está teniendo lugar en Iberia le está afectando negativamente. –de hecho ya figura en el Libro Rojo de las Aves de España como “casi amenazada”- y su tendencia parece que va a continuar siendo regresiva. Es una migradora transahariana que inverna en el Sahel y que en estos primeros días de abril regresa a sus zonas de cría.
Macho de Collalba negra

El otro pájaro al que también se denominaba con el mismo nombre de culiblanco y yo diría que más acertadamente, es la Collalba negra Oenanthe leucura. Al contrario que su pariente la rubia, es un ave fundamentalmente sedentaria, que apenas realiza movimientos migratorios. Es un habitante típico de zonas de roquedos, tan comunes en nuestra sierra, que es donde se la suele observar. Existe una pequeña diferencia en la coloración entre sexos, siendo la hembra de un tono negro algo más apagado que el macho. Al tratarse de una especie sedentaria es posible observarla en Marbella durante todo el año, aunque en estas fechas en las que ya se encuentra en plena reproducción, es más fácil localizarlas, pues su canto y sus exhibiciones en las cercanías del nido son frecuentes. Tiene un área de distribución muy restringida a Iberia y el noroeste de África, y además, dado lo específico de su hábitat, los lugares adecuados para su modo de vida no son muy numerosos en nuestro país, siendo mucho más frecuente en la España caliza, sobre todo el levante y el sur.
Ambas especies de “culiblancos” son muy dadas a buscar el sustento en el suelo. La primera en terrenos con escasa vegetación y la segunda entre las rocas, donde buscan insectos y otros pequeños invertebrados que constituyen su dieta.

viernes, 30 de marzo de 2018

Floración de orquídeas.


Es época de floración de orquídeas silvestres y una de las más comunes en Marbella es el espejillo de Venus Ophrys speculum, una planta con una flor muy singular, que simula a una especie de avispa, que es su polinizadora. El macho de esta avispa cae engañado por la flor pensando que es una hembra de su especie. Incluso desprende una imitación de la feromona que utiliza la hembra para atraer al insecto macho.
Crece en claros de bosque y matorrales, siempre en zonas no muy soleadas. Como todas las orquídeas una vez concluido su ciclo aereo anual, se mantiene como tubérculo enterrada en el suelo permaneciendo en ese estado gran parte del año. Esta especie es tipicamente mediterránea, aunque también se ve en algunos paises templados del resto del viejo continente.
Son plantas de pequeño porte, que apenas alcanzan los 20 cm en el mejor de los casos, pero que laman la atención por la belleza de su flor que es una verdadera “obra de arte” de la Naturaleza.