martes, 25 de septiembre de 2012

La Cigüeña alsaciana.

La Cigüeña blanca que pude fotografiar en Cancelada a finales de agosto y que estaba anillada, apareció muerta en el mismo lugar unos días después. Como quedó en un lugar de acceso dificultoso no he podido acercarme y recuperar la anilla hasta ayer, cuando el nivel del agua -que ha bajado bastante en las últimas semanas-, me permitió llegar hasta el cadáver.
Por la inscripción que figura en la anilla he llegado a averiguar que ha sido marcada -casi con total seguridad como pollo en el nido- en Hunawihr, una pequeña localidad de poco más de 500 habitantes situada en Alsacia (Francia), muy cerca de la frontera con Alemania y Suiza. A falta de que pueda confirmar la edad y otros datos, la procedencia del ave parece clara: el centro de Europa.
Y es que es ésta población centroeuropea la que lleva a cabo la migración a través de las costas del mediterráneo ibérico en busca del estrecho de Gibraltar, para cruzarlo y pasar los meses fríos en el África subsahariana. Este ejemplar no pudo completar este ciclo migratorio y vino a morir a nuestra tierra, aquejada de alguna enfermedad, debilitada por el esfuerzo de la migración, o simplemente porque era muy vieja y las fuerzas le fallaron en tan impresionante periplo.
La muerte de este ejemplar anillado al menos ha aportado algún dato sobre la procedencia del ave y las rutas migratorias que utilizan estas incansables viajeras.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Más especies de migrantes

Ayer detecté en paso migratorio por Marbella dos especies que hasta la fecha no había visto en este paso postnupcial.
La primera de ellas una Collalba rubia Oenanthe hispanica, especie que se ha rarificado bastante como reproductora en el conjunto de España, siendo cada vez más dificil encontrarla por Marbella en época de cría. Sin embargo en paso se suelen ver con cierta asiduidad, aunque en menor número que hace unas décadas, cuando eran realmente comunes.

 La otra especie migradora que puede observar ayer fue una hembra de Tarabilla norteña Saxicola rubetra, especie muy parecida a nuestra Tarabilla común, pero que como indica su "apellido", vive en zonas del norte de Iberia y gran parte del centro de Europa.
Dos de los paseriformes que son esperables en paso en estas fechas camino de África, donde pasarán los meses de otoño e invierno.

jueves, 13 de septiembre de 2012

El apogeo migratorio

Papamoscas cerrojillo
Septiembre es el mes en el que la migración postnupcial se hace más evidente. A la de planeadoras (cigüeñas y rapaces) que ahora mismo se encuentra en máximos anuales, se suman las limícolas, algunos paseriformes y otros grupos de seres alados, cuyo paso migratorio no es tan notorio. 
Según mi propia experiencia es el mes de diciembre cuando el fenómeno migratorio es prácticamente nulo. Tampoco durante la segunda quincena de junio y primeros de julio se suelen observar aves viajando, pero el resto del año se detecta en mayor o menor medida este fenómeno del mundo natural. Gran parte de este movimiento se produce durante la noche -en general gran parte de los paseriformes migran de esta manera- y durante el día las aves se dedican a descansar y algunas a alimentarse. Es entonces cuando las podemos localizar en el campo, a veces en números realmente llamativos.
Ayer eran muy numerosos los Papamoscas cerrojillos Ficedula hypoleuca, los Colirrojos reales Phoenicurus phoenicurus y los Mosquiteros musicales Phylloscopus trochilus. Los primeros eran realmente multitud, encontrándose por todas las zonas con arbolado, incluso en parques y jardines, siendo bastante fácil su detección.
Pero otras especies no son tan fáciles de detectar, ya sea por sus hábitos discretos o por el bajo número de sus efectivos migradores.
Buscarla pintoja
 Hace unos días localicé a este pequeño pajarillo muerto en la puerta de casa. Es una Buscarla pintoja Locustella naevia, un ave que de no ser de esta manera hubiera sido muy dificil de ver en su medio natural, ya que es un habitante de las zonas palustres con densa vegetación. Es una migradora transariana que cría en gran parte de Europa, aunque en España solo lo hace en la franja cantábrica.
Evidentemente los viajes migratorios encierran graves riesgos para las aves y algunas no llegan a su destino. A veces son atacadas por depredadores mientras viajan o descansan, otras son simples accidentes o bien no han reunido las suficientes fuerzas para tan colosal aventura y el debilitamiento acaba con ellas. En todo caso son una minoría las que no alcanzan su destino.

martes, 11 de septiembre de 2012

Más exóticas

Durante el último mes me he movido mucho por el embalse de Cancelada y además de las observaciones ya reseñadas en anteriores entradas, he observado en este humedal la presencia de dos especies exóticas, una de ellas nueva para mi.
Se trata de la Cerceta de collar Calloneta melanocophrys, un pato ornamental originario de sudamerica, cuya presencia ya había sido detectada en una zona húmeda de Marbella hace unos meses pero que parece se ha establecido en Cancelada. Pude ver hasta 8 ejemplares (4 machos y 4 hembras), de esta exótica cuya procedencia desconozco, aunque pienso que se han debido escapar de algún núcleo zoológico o colección particular, ya que es un pato relativamente fácil de encontrar en criaderos de aves ornamentales.
 
La otra exótica presente en este espacio y en buen número, es el Pico de Coral Estrilda astrild, pequeño pájaro africano que ya detecté por la zona hace más de un año y que cada vez parece más abundante, Incluso lo he podido ver ya en el término de Marbella, aunque no en las cantidades de Cancelada y otros humedales de Estepona.

viernes, 7 de septiembre de 2012

Rareza ornitologica en Marbella


Este pequeño y discreto pájaro es la Curruca zarcerilla Sylvia curruca. Su zona de cría se situa en las latitudes templadas de Europa y Asia, pero no lo hace en España; debido a su distribución oriental tampoco la península ibérica es zona de paso generalmente. Pero no obstante, se dejan ver algunos ejemplares  en Iberia, sobre todo en la costa mediterránea. Y este ha sido el caso, anteayer pude localizar a este solitario ejemplar en Nagüeles, descansando en su viaje hacia el África tropical donde suelen invernar estos Sylvidos. Una rareza - así está considerada en España-  que tuve la suerte de contemplar casi sin salir de casa.


martes, 4 de septiembre de 2012

Desastre ambiental

Vista del acornocal (zona norte). Año 2003.
Después del desastre que el incendio ocurrido días atrás ha provocado en nuestra querida tierra no me veía con ánimos de ponerme al teclado para escribir una nueva entrada. Las pérdidas son irreparables -una vida humana lo es- y el efecto sobre el paisaje y el medio natural devastador.
Ante todo quisiera agradecer a toda la gente que ha participado en la extinción y en la evacuación, dispositivo este último que ha funcionado más que bien, ya que de no ser así seguramente estaríamos ahora hablando de muchos más daños personales.
En el aspecto ambiental las pérdidas son cuantiosas y el aspecto que presentan nuestros montes desolador, pero hay que confiar en la capacidad de regeneración que el bosque mediterráneo posee y saber que aunque tardará unos años, el bosque poco a poco se regenerará.
Una de las zonas arrasadas por el fuego y que más interés despertaba entre los amantes de la Naturaleza era el conocido como alcornocal de Elviria, a caballo entre Marbella y Ojén. En este último municipio este bosque se hacía prácticamente una selva mediterránea, encontrándose en él multitud de especies animales de altísimo valor ecológico y una flora característica de este ecosistema único. Un espacio natural que teníamos al lado de casa y que como sucede casi siempre, nunca fue puesto en valor; las administraciones públicas -Junta y Ayuntamientos- nunca hicieron nada por protegerlo sino todo lo contrario, aprobaban sucesivas recalificaciones, que reducían cada vez más la extensión de este privilegiado enclave. Ver a las excavadoras derribar a los viejos alcornoques nos producía una sensación difícil de explicar con palabras; quizás podría definirse como rabia, impotencia, frustración..., de que aquellos centenarios alcornoques y toda la vida animal y vegetal asociada a ellos (no olvidemos que el alcornocal es el bosque autóctono de la zona), cayeran en aras de un progreso mal entendido, que solo buscaba la rentabilidad económica a corto plazo y para unos pocos.
Durante años desde SEO-Málaga reclamamos la protección de la zona, no obteniendo nunca resultados positivos, a pesar de haber razones ecológicas y legislación más que suficiente para declararlo espacio natural protegido. En la web de SEO-Málaga puede consultarse el documento “Valores ambientales de los alcornocales de Elviria”, realizado por varios miembros del grupo y en el que se ponen de manifiesto todos estos valores.
Al final todo ha quedado reducido a cenizas y se ha perdido una vida humana; ha habido daños materiales cuantiosos y un patrimonio natural de incalculable valor devastado. Esperemos que seamos capaces de extraer conclusiones positivas para que en el futuro no se vuelvan a repetir catástrofes como esta.