lunes, 30 de agosto de 2010

Gavilán

Un pequeño y enmascarado cazador  se esconde entre la espesura de un árbol. Desde allí vigila los movimientos de los pájaros, que constituyen su dieta casi al cien por cien. Después de un buen rato acechando, se decide a lanzarse sobre la bandada de Gorriones, Verderones y otros paseriformes que se alimentan a escasos 50 m de su posadero; sale desde el árbol y casi a ras de suelo, intenta pillar desprevenida a su victima, lo que provoca  una desbandada masiva de pajarillos en todas direcciones, en busca de un lugar seguro. Esta vez no hubo suerte para el Gavilan y tendrá que volver a probar  desde otro posadero cuidadosamente elegido.
Esta es una de las tácticas de caza de este especialista cazador ornitofago, el Gavilán común Accipiter nisus.
Muy ligado a los bosques, es capaz de cazar entre el denso follaje a sus presas ya que posee una gran maniobrabilidad, aunque también se aventura en terreno abierto, intentando entonces desde cierta altura avalanzarse sobre los confiados pajarillos. Hay un claro dimorfismo sexual, como en otras rapaces, siendo la hembra (foto) bastante mayor que el macho.
En España es mucho más común en el norte y falta en amplias zonas del interior peninsular, aquellas que presentan una mayor deforestación. Se calcula una población para Iberia de entre 6000 y 10000 parejas reproductoras.
En Marbella es bastante común y puede decirse que donde la presencia de arbolado lo permita, alli habrá un Gavilán. Eso si, no es fácil de detectar en ocasiones, ya que sus habitos discretos le hacen pasar desapercibido, si no se tiene la paciencia suficiente para descubrirlo.

lunes, 23 de agosto de 2010

Familia de Culebreras

Ayer domingo una familia de Culebrera europea Circaetus gallicus, patrullaba incesantemente las primeras estribaciones de Sierra Blanca, en busca de algún reptil descuidado.

Esta bonita rapaz de impresionante mirada, solo cría un pollo cada año, y eso si el año se da bien. Este parece haber sido el caso y los tres miembros de la familia sobrevolaban a cierta altura los resecas y pedregosas laderas de la sierra. Después 2 de ellas se posaron en sendas torretas electricas, desde las que con su aguda vista escrudiñaron el terreno, con poco éxito en esta ocasión, pues tras un buen rato prosiguieron su patrulla, eso si dejándome fotografiar a una de ellas relativamente cerca.
Pronto partiran a sus cuarteles de invierno al sur del Sáhara, como tantas otras aves ibéricas, para regresar a principios de primavera.

lunes, 16 de agosto de 2010

Migración de Abejarucos


En estas fechas la migración de algunas especies de aves es ya notoria. Es el caso del Abejaruco europeo Merops apiaster, una de la aves más coloridas de la avifauna ibérica. Se agrupan en bandos migratorios a veces bastante numerosos, que a menudo se dedican alimentarse en los campos, aprovechando para reponer fuerzas. Cazan insectos, generalmente en vuelo, y regresan a un posadero que a menudo suelen ser cables o postes electricos.
Van en busca del estrecho de Gibraltar para dar el salto al continente africano donde pasaran gran parte del año, hasta su regreso a Europa a finales de marzo o abril.
Ya también hemos dtectado en Marbella el paso de algunas rapaces como el Milano negro Milvus migrans, una rapaz que también migra formando  bandos bastante numerosos.
A partir de ahora seran muchas las aves que pasen por Marbella en su incansable trasiego intercontinental.


domingo, 8 de agosto de 2010

Exóticas en Estepona

La primera de las exóticas que he podido ver hoy es la Cotorra argentina Myopsitta monachus, una psitacida que desde hace algunas décadas es fácil encontrar en libertad en nuestra provincia, aunque con densidades bastante dispares.
Esta ruidosa cotorra es muy abundante en Málaga capital, donde se puede ver casi por culaquier parte. Sin embargo en Marbella mantiene una población estable desde hace más de diez años y no parece que sus efectivos aumenten de manera notoria. En Estepona, sin embargo desde hace un par de años, parece que van en aumento. Esto lo digo como una impresión personal, ya que no existen datos procedentes de ningún estudio a nivel local.
La otra exótica que he podido ver hoy es un pequeño paseriforme de llamativo color amarillo, se trata del Tejedor amarillo Euplectes affer, una especie que cría desde hace unos años en la ciudad de Málaga, pero de la que desconocía su presencia en la parte occidental de la provincia. Parece que este pequeño pajarillo de procedencia africana es muy abundante en algunas zonas de Sevilla y sur de Portugal, y ahora se ha instalado, al menos de momento, en Estepona.
Otras muchas especies exóticas son posibles de ver en nuestra Costa del Sol, algunas de ellas de notabe tamaño, y pueden llegar a ser un problema más o menos serio para algunas especies autóctonas.
Por ello sería necesario una campaña de concienciación ciudadana que evite los escapes y sueltas de estos invasores, cuyo efecto sobre el ecosistema es cuando menos incierto.

lunes, 2 de agosto de 2010

Familia de Avetorillos

Ayer pude confirmar la reproducción de una pareja de Avetorillos Ixobrychus minutus en Estepona.
Hace un par de meses pude ver a la pareja de adultos en la zona y ayer comprobé que había al menos 2 juveniles y un adulto, lo que sin duda significa que se han reproducido allí.

video
Esta pequeña Garza no es fácil de observar, ya que suele encontrarse entre la vegetación palustre más intrincada, donde con sorprendente habilidad se mueve entre los tallos de la Eneas, con sus especializadas patas, siempre en busca de pequeños animalillos que llevarse al pico.
Cuando se siente observada o en peligro adopta la postura de la foto, con el fin de confundirse con su entorno.

Ampliamente distribuida por el mundo, solo falta en Ámerica y la Antártida, si embargo sus poblaciones no son muy abundanes, estimandose que en España (península y Baleares) hay entre 1000 y 2000 parejas reproductoras.
El hábitat de esta especie, las zonas húmedas con abundante vegetación palustre, han sido y siguen siendo en la actualidad, una de las más amenazadas por la desidia que las administraciones implicadas en su gestión, muestran en su correcta gestión y conservación. Esto hace que este pequeño Ardeido sea muy vulnerable y la reproducción de esta pareja, un pequeño milagro, que la sabia Naturaleza ha obrado.
La vida silvestre es tozuda y se empeña en continuar, a pesar de todo.