miércoles, 21 de junio de 2017

Zamaya

Hoy he tenido la suerte de poder observar de cerca a una de las aves más singulares de la avifauna ibérica. El Chotacabras cuellirojo Caprimulgus ruficollis. Es singular en muchos aspectos, tanto de su apariencia como de su comportamiento, y por su hábito de vida nocturna, es de los menos conocidas.
También es uno de los pájaros que más nombres vernáculos tiene en España. Desde engañapastores, pasando por gallina ciega, capacho -este claramente onomatopéyico- hasta zumaya o zamaya, término éste último por el que es conocido en Marbella según mis informaciones.
Se alimenta de insectos, sobre todo de mariposas nocturnas, saltamontes y otros, que captura preferentemente en vuelo, aunque puede llegar a alimentarse en el suelo.
El suelo es su lugar preferido de descanso durante el día y también el lugar donde nidifica. Pone generalmente dos huevos sobre una pequeña depresión, con aspecto desaliñado, pues suele haber trozos de madera, hojas, etc,. Es además una de las aves que lleva el mimetismo de su plumaje a su máxima expresión, pasando totalmente desapercibida a la vista, aún estando a corta distancia en el suelo. Es cuando casi lo vamos a pisar cuando emprende un vuelo titubeante, que lo lleva a unos cuantos metros, y que más de una vez puede darnos un buen “susto”.
Esta especie es migrante transahariana, y en Europa sólo la encontramos en Iberia como reproductora, donde llega generalmente a finales de abril. En España es más abundante en la mitad sur y el levante,
Por lo tanto el Chotacabras cuellirrrojo, ave singular donde las haya, es una de nuestras joyas aladas, tanto por su exclusividad, como por su población no muy numerosa y nunca fácil de detectar.

sábado, 17 de junio de 2017

Vuelven a criar

Este año vuelve a confirmarse la reproducción de esta bella garza en nuestro término municipal.
El Martinete común Nycticorax nycticorax, es un habitante de humedales de agua dulce e incluso salobres, donde consume una gran variedad de invertebrados y vertebrados. La población reproductora española se estima alrededor de 4000 pp, la mayoría en los grandes rios y humedales de cierta entidad de Iberia. Sin embargo alguna pareja aislada, como es el caso, puede criar en otros humedales de menor entidad.

De amplia distribución mundial, es difícil de observar durante el día, ya que tiene tendencia a ser más bien un ave nocturna, que durante las horas de luz suele permanecer discretamente escondida en la vegetación circundante.

martes, 6 de junio de 2017

Juveniles.

A primeros de junio la noticia en las aves puede decirse que es que ya hay una nueva generación abriéndose camino. Aunque algunos de estos jóvenes e inexpertos pájaros pueden llegar a caer en las garras de algún predador, como pude comprobar hace unos días con un Halcón peregrino que devoró ante mi a un joven mirlo.
video

Aunque en nuestras latitudes la cría se suele adelantar al menos unas semanas al resto del territorio peninsular, no es raro todavía encontrar algún nido ocupado, como el de este Herrerillo común, que en una farola se afana por sacar adelante a su numerosa prole. La falta de arbolado maduro, con suficientes huecos para anidar, hace que esta y otras especies de hábitos trogloditas durante la cría aprovechen estos “huecos” que los humanos dejamos para llevar a cabo la reproducción.



domingo, 28 de mayo de 2017

Tiempo de mariposas.

En un año como el presente, donde las lluvias han regado de manera generosa nuestros montes, era de esperar una primavera espléndida en cuanto a floración. Y donde hay flores suele haber insectos, y entre éstos las mariposas (lepidópteros) son sin duda de los más bellos.
Días atrás, en varias salidas pude fotografiar a varios de estos maravillosos alados seres que ahora pululan por doquier por los campos, cumpliendo así su ciclo vital.
Algunas de ellas, son de reducida área de distribución mundial, generalmente sur de Europa y norte de África, otras se extienden más llegando incluso a ocupar el Asia central y alguna que otra como la Manto bicolor, incluso vive en América.

Todas ellas llenan de colorido nuestros campos sobre todo en estas fechas de finales de primavera.
Blanquiverdosa meridional

Canela estriada

Ícaro (macho)

Ícaro (hembra).

Amarilla

Cópula de Manto bicolor.

Muschampia proto.

Querquera.

martes, 23 de mayo de 2017

Gaviotas "agresivas".

La Gaviota patiamarilla Larus michaellis, es esa gaviota grandullona que ocupa nuestras ciudades y que desde hace unos veinte años más o menos, empezó a criar en algunos edificios.
En estas fechas muchas de ellas ya tienen descendencia, mientras otras aún andan incubando. Este hecho crea algunos problemas entre los vecinos. La suciedad que generan en algunos edificios y sobre todo la agresividad con la que se enfrentan a quien se acerque a sus crías o al mismo nido, es un hecho. Ciertamente se ponen un tanto nerviosas y pueden darnos alguna que otra pasada si estamos muy cerca, pero en ningún caso, que yo conozca, llegan a agredir realmente.

Eso se lo dejamos para el gran Alfred Hitckock en aquella memorable película “los Pájaros”. En la vida real solo intentan proteger a su prole con cierta vehemencia, pero sin llegar a mayores.

lunes, 15 de mayo de 2017

Zarcero poliglota.

El Zarcero políglota Hippolais poliglotta es uno de los últimos migrantes transaharianos en instalarse en la vieja Europa para criar. Se empiezan a ver mediado del mes de abril, y el grueso del paso migratorio es en mayo. Este pájaro que como su nombre indica, suele moverse entre las imbricadas zarzas y otros matorrales mediterráneos no tiene un llamativo plumaje, más bien es discreto en coloración, pero su canto si que es bastante llamativo. Como sucede con otras aves es más fácil detectarlo por el oído que por observación directa. Y su canto -a mi entender- resulta bastante agradable. A pesar de que las notas son ásperas, la verdad es que el pajarillo se esfuerza y consigue una musicalidad muy agradable. Ayer disfrute un buen rato del canto de este paseriforme, que en esta época ocupa la península ibérica, Francia e Italia para criar y que a partir de agosto se marchará a invernan por debajo del Sáhara, en la zona más occidental de África.

lunes, 8 de mayo de 2017

Duende.

Este es uno de los insectos más extraordinarios que tenemos en nuestras zonas dunares. Se trata del Duende Nemoptera bipennis, un neuróptero que vive en zonas con escasa vegetación de naturaleza calcárea y en arenales costeros. Endémico de la península ibérica, es en la mitad sur donde se ve con mas frecuencia, rarificándose mucho en el norte. En su fase de larva, que dura dos años, se comporta como un depredador de otros pequeños invertebrados, sin embargo una vez adulto se alimenta de polen.
Sus largas colas, son en realidad un par de alas atrofiadas, que utiliza para distraer a posibles depredadores. Es uno de los insectos más antiguos y es en verano cuando suelen verse. Aquí adelantan un poco su ciclo biológico y ya están en vuelo. Un vuelo pausado y casi a ras del suelo que este “duende” utiliza para desplazarse de flor en flor.

miércoles, 3 de mayo de 2017

Ellas.

Hembra de Curruca tomillera.
Los machos de casi todas la especies de paseriformes suelen ser de vistosos plumajes. Algunos incluso lucen otro tipo de galas con el fin de atraer a las hembras. Para los que nos gusta la observación de aves nos deleita esta “explosión” de colorido que ahora, que estamos en fechas de cría. se encuentra en su máxima expresión.
Si además se trata de especies migrantes, que no crían en nuestro territorio, la alegría es doble: ver a una especie que solo se deja ver durante el paso y maravillarse con su porte y colorido.
Pero en ocasiones el destino es caprichoso y pone al alcance de nuestras ópticas especies interesantes, pero en su versión femenina, con coloración más discreta y en general menos llamativas.
Hembra de Curruca zarcera.

Es de justicia recordar que las hembras cumplen su función en la biología de las especies; son una parte tan importante o más que los machos y si tienen una apariencia menos llamativa es por algo. En general para pasar más desapercibidas mientras incuban, crían y en definitiva, sacan adelante a la especie.  

Y esto es lo que me sucedió días atrás cuando pude observar a varias especies de migrantes transaharianas en paso por Marbella, pero todos los ejemplares avistados fueron hembras.
Puede que fotográficamente no sean tan espectaculares pero para mi son tan importantes como sus congéneres masculinos y las disfruté exactamente igual.
Hembra de Colirrojo real.

viernes, 28 de abril de 2017

Escaso migrador.

Ayer fue uno de esos días difíciles de olvidar para un observador de aves. Descubrir -aunque fuera poco tiempo y a bastante distancia- a un ejemplar de Escribano hortelano Emberiza hortulana en un paraje de Marbella, fue un momento casi mágico. Y es que las observaciones de esta especie por nuestra tierra suelen ser escasas, y siempre durante los pasos migratorios, pues este bonito pájaro es de distribución más norteña durante la reproducción, y es el único de su familia que emigra al África tropical a pasar el invierno. Hacia alrededor de veinte años de mi otra observación de esta especie en nuestro término, y además en esta ocasión el menos me permitió una foto testimonial.
El Escribano hortelano se distribuye como reproductor por latitudes templadas de Europa y Asia occidental, faltando en amplias zonas llanas del centro del continente, pues más bien vive en zonas de montaña. Así en la península ibérica ocupa todos los sistemas montañosos de la mitad norte y en el sur sólo está presente en Sierra Nevada.
Aunque no se la considere especie amenazada, no es un pájaro abundante allí donde habita. Se estima para nuestro país una población aproximada de 200000 pp.
Una curiosidad sobre este ave, es que está considerada como una delicatessen culinaria en Francia. Y no son pocos los casos de escándalos por ello, ya que está estrictamente protegida por la legislación europea y sin embargo de vez en cuando surgen noticias sobre su consumo.

Para mi su observación fue una verdadera “delicatessen”, pero sólo para mis ojos que pudieron disfrutar unos segundo de un ave poco frecuente de avistar en Marbella.

jueves, 20 de abril de 2017

El Búho más pequeño.

El Autillo europeo Otus scops, es el más pequeño de nuestros búhos, mide alrededor de los 20 cm. Aunque se conoce que en puntos de la región mediterránea y el sur de Iberia hay algunos durante la época invernal, la mayor parte de la población se comporta como una migradora transahariana, llegando a Europa sobre el mes de abril y permaneciendo en sus territorios de cria hasta agosto o septiembre. En época estival se distribuye por latitudes meridionales y medias de Eurasia y el norte de África.
Es casi exclusivamente insectívoro -a pesar de su calificación de rapaz nocturna-, y vive en formaciones boscosas no muy densas (dehesas, olivares, bosques de ribera, etc), pues necesita arbolado viejo con huecos para anidar. Con su plumaje críptico se mimetiza perfectamente en los troncos de los árboles, lo que hace bastante difícil su observación. Es su característico y monosilábico canto, repetido a intervalos regulares el que suele delatar su presencia. De ahí a verlo hay un abismo.Sin embargo ayer si tuve la suerte de contemplar a dos individuos -posiblemente pareja- en un bosque de ribera de nuestro término. Seguramente recién llegados de sus cuarteles de invierno, pues nunca lo he detectado en Marbella en otoño o invierno.

Aunque no llegan a ser muy abundantes, si que están presentes en aquellos lugares adecuados a su modo de vida. Como tantas otras especies sus amenazas principales son la destrucción de hábitat y el uso de plaguicidas, que les afectan muy negativamente en su alimentación y reproducción.

martes, 18 de abril de 2017

Algunos migrantes.

Tarabilla norteña.
Hoy al fin un buen día de paso prenupcial. No han sido muchas especies, ni muchos ejemplares, pero ver tres o cuatro de estas especies viajeras en un rato me llenó de alegría.
El primero en aparecer un Mosquitero papialbo Phylloscopus bonelli, que aunque ya lo llevo detectando desde hace unas semanas, ahora es cuando el paso es más intenso. Poco después apareció una Curruca zarcera Sylvia communis que apenas de dejó ver unos segundos, pero que es la primera que veo este año, Y ya era hora. Y para rematar la faena un precioso macho de Tarabilla norteña Saxicola rubetra, que aunque algo esquivo me dio dos oportunidades de avistarlo a placer, eso sí durante poco tiempo.
Alcaudón común.






Y otra alegría más fue descubrir a un Alcaudón común Lanius senator, que aunque posiblemente se trate de un migrante que no se quede por la zona, también me alegró el verlo. Y es que este ave, antaño muy común en nuestros campos, se ha vuelto por lo menos en Marbella, un pájaro difícil de ver en época reproductora. Su disminución ha sido drástica en cuestión de pocos años y es realmente preocupante cuando un ave que hasta hace poco la considerábamos común, se vuelve tan escasa. Algo está pasando en nuestros campos y con seguridad no es bueno.

viernes, 14 de abril de 2017

Abejarucos migrantes.

En estas fechas, mediados del mes de abril debería estar poniendo citas sobre aves migrantes que en teoría deben estar pasando en gran número por nuestra localidad. Pero el año no lo llevo muy bien. No se si es mala suerte o simplemente el paso está flojo, el caso es que apenas he visto alguna Collalba gris y poco más, cuando lo normal a estas alturas es que ya hubiera avistado varios paseriformes migrantes que tan buenos momentos suelen deparar con sus vistosos plumajes en este paso prenupcial.
Los que no faltan a la cita son los Abejarucos Merops apiaster, que delatan su presencia con sus reclamos en pleno vuelo. Estos bellos y coloridos pájaros, apenas si crían ya en nuestro término y su disminución parece general en el resto del país. Pero aún así es una imagen muy primaveral ver los bandos en paso, llegando a volar incluso en plena noche. Y si se tiene la suerte de ver alguno posado sobre cables o árboles, es una gozada admirar su multicolor plumaje primaveral, siendo uno de los pájaros de mayor colorido de la avifauna europea.

domingo, 9 de abril de 2017

Torcaces en aumento.

A pesar de que siempre ha sido un ave común en nuestros campos, desde hace unos años tengo la impresión de que cada vez son más numerosas. Y al parecer estoy en lo cierto, pues a nivel de España se ha detectado un incremento poblacional notable en los últimos años.
La Paloma torcaz Columba palumbus es un ave de vuelo poderoso y cuerpo robusto, que se distribuye por buena parte de Europa, Asia central y norte de África. La población ibérica es mayoritariamente sedentaria y en invierno se reciben a numerosos invernantes procedentes del centro y norte de Europa, por lo que llegan a ser realmente abundantes en esas fechas.

Como nidifican sobre árboles, es en las formaciones arboladas donde su densidad es mayor, aunque pueden verse alimentándose casi en cualquier lugar, ya que consume una gran variedad de materia vegetal.

domingo, 2 de abril de 2017

Licénidos en las dunas.

Manto bicolor Lycaena phlaeas
Ícaro. Polyommatus icarus.


Violetilla. Zizeeria knysna.
Días atrás visitando algunas zonas dunares de nuestro término, observé hasta tres especies distintas de Licénidos. Estas pequeñas -más bien muy pequeñas- mariposas suelen gustar de este tipo de hábitat, con vegetación baja y escasa.
Además las tres tiene un curioso comportamiento mientras son orugas. Este se llama mirmecofilia (literalmente amor por las hormigas), pues se asocian con distintas especies de estos insectos en una relación simbiótica. Las hormigas les protegen de parásitos y predadores, mientras las orugas proveen a las hormigas de un liquido azucarado que secretan por unas glándulas que poseen.
La manto bicolor es la de distribución más amplia, viviendo en Eurasia, Norteámerica y África. El Ícaro también tiene una amplia distribución por Eurasia y norte de África. La Violetilla es de distribución más restringida a zonas del sur de Europa, Oriente medio y África de donde parece que es oriunda.
Tres pequeñas y bellas mariposas que pueden observarse en unos de nuestros ecosistemas más representativos: las zonas dunares.


miércoles, 22 de marzo de 2017

Cotorras en auge.

El pasado año SEO/Birdlife realizó un censo de cotorras, que arrojó el dato de que la Cotorra argentina Myopsitta monachus tiene una población en España de unos 20000 ejemplares.
Aunque su distribución en la península no es uniforme, faltando en amplias zonas, donde se encuentra parece que su número no para de crecer. En en varias comarcas del Mediterráneo y en la comunidad de Madrid, donde las densidades son más elevadas. Concretamente las provincias de Barcelona, Málaga y Madrid son las que albergan mayores poblaciones de esta alóctona.
Y en Marbella este hecho es bien notorio. Hace unos días observé a un nutrido grupo de cerca de veinte ejemplares alimentándose de semillas de plantas. Con gran destreza y utilizando las patas para ayudarse consumían estas semillas, que siempre han sido alimento de otras aves autóctonas.

Ahora las cotorras dan buena cuenta de ellas.

viernes, 17 de marzo de 2017

El proyectil marino.

El Alcatraz atlántico Morus bassanus es el ave marin de mayor envergadura que vive en el Mediterráneo. Los ejemplares adultos, como el de la foto, poseen un espectacular plumaje en el que domina el color blanco y en el que destaca el amarillo de su cabeza.
Viven en todo el Atlántico norte, y como ave pelágica que es, solo va a tierrra para llevar a cabo la cría. En Europa lo hace en las islas Británica, Escandinavia y costas del norte de Francia. De ahi una vez terminada la cría se desplazan hacia el sur, llegando incluso hasta el golfo de Guinea.
Aunque hace unas décadas era un ave escasa en el Mediterráneo, desde hace un tiempo se ha vuelto muy frecuente en nuestras costas y a menudo nos deleitan con sus impresionantes picados en busca de pesca, a escasos metros de la costa. El impacto contra el agua con las alas plegadas, como un proyectil, es repetido hasta que consigue su presa, que suelen ser peces de mediano tamaño.

Hoy el mar de fondo no era el más adecuado para su técnica de pesca, y este ejemplar deambulaba a baja altura, cosa no muy frecuente.

martes, 14 de marzo de 2017

Las elegantes Cigüeñuelas.

El pasado domingo pude ver un buen grupito de Cigüeñuelas Himantopus himantopus camino a sus lugares de cría. Esta limícola de largas patas de color rojo, es una de las pocas que crían en España.
Se distribuye por todos los continentes repartida en varias subespecies. La población ibérica –que se estima alrededor de 15000 pp-, es fundamentalmente estival, migrando hacia el África central una parte, mientras otro contingente se queda en humedales favorables del sur ibérico.
Se alimenta de pequeños insectos acuáticos y otros invertebrados que captura con su largo y delicado pico en aguas someras.

Este grupo que pude avistar en una playa cercana a San Pedro, estaba compuesto por 6 ejemplares, y realizaron varios vuelos y aterrizajes, deleitándome un buen rato con su elegancia y belleza.

martes, 7 de marzo de 2017

Llegada de Currucas.

Curruca carrasqueña.
En estos primeros días de marzo ya se notan algunos movimientos migratorios en paseriformes. Desde finales de enero se detecta la llegada de algunos hirundínidos, pero es ahora cuando comienzan a llegar las primaeras currucas migratorias. Y las dos primeras avistadas hace un par de días, son ambas especies tipicamente mediterráneas: la Curruca tomillera Sylvia conspicillata y la Curruca carrasqueña Sylvia cantillans. De la tomillera no tengo constancia de reproducción en nuestro término, por lo que podría considerarse como una migrante estricta. De la carrasqueña muy pocas parejas crían en nuestro término, fundamentalmente en la parte más oriental.

Curruca tomillera.
Son por lo tanto movimientos tempranos que anuncian la llegada masiva de paseriformes migrantes de aquí a unas semanas.

domingo, 26 de febrero de 2017

Pájaros del barro.

Ruiseñor pechiazul, posiblemente hembra
durante el paso postnupcial.
El Ruiseñor pechiazul Luscinia svecica es uno de los paseriformes invernantes más escasos y localizados de los que nos visitan durante el otoño-invierno en la costa del sol. Es un ave singular en muchos aspectos, sobre todo en lo concerniente a su hábitat, que durante la época de cría es bastante distinto al de la invernada. Durante la primavera en Iberia ocupa zonas montañosas como brezales, piornales y praderas húmedas y solo en algunas de nuestras cordilleras más norteñas. En el resto de Europa se distribuye por bosques y matorrales boreales. También cría en buena parte de Asia incluso en Alaska.
Durante la invernada las poblaciones más norteñas emigran hacia las sábanas africanas y una buena parte de la población del norte de Europa se queda en Iberia y otros países ribereños del mediterráneo.
Y es aquí donde su singularidad se hace notoria, pues busca como lugar para invernar humedales litorales, ríos y en general paisajes dominados por el barro. Pues es en este medio donde encuentra su alimento, principalmente insectívoro.
En Europa se distinguen hasta tres subespecies que varían en la forma de su vistoso babero azul, que le da nombre, por lo que en función de la forma puede determinarse su procedencia, al menos de forma aproximada.
Un pajarillo muy buscado por los observadores de aves, aparte de por su indudable belleza, por lo escaso que resulta y que por aquí son realmente escasos. Mis observaciones entre Marbella y Estepona se pueden contar con los dedos de una mano y pasan años sin que vea a ninguno. Eso si durante el paso postnupcial (sep-oct) casi todos los años me topo con alguno, pero en invernada ya es otro cantar.


domingo, 19 de febrero de 2017

Tempraneros migrantes.

Golondrina común, una de las primeras que rergesar de África,
todavía en pleno invierno.
Estamos todavía en pleno invierno pero ya desde hace unas semanas vengo detectando los primeros movimientos de migración prenupcial. Golondrinas comunes y Aviones comunes están pasando, a estas alturas ya en buen número, camino a sus lugares de cría. Incluso alguna ya se encuentra instalada en las cercanías de su territorio de cría.
Otro tempranero migrador que durante el mes de febrero se encuentra en pleno viaje de regreso a sus lugares de cría es el Críalo europeo Clamator glandarius, una especie de Cuculido que no cría en Marbella, pero que en paso se deja ver en estas fechas. Un ave singular que ocupa como estival países de la cuenca mediterránea, pero que mantiene poblaciones estables en el centro y  sur de África.

Críalo europeo.

viernes, 3 de febrero de 2017

Torcecuellos invernantes.

El Torcecuello euroasiatico Jynx torquilla es un invernante regular en la Costa del Sol, pero siempre en bajo número y si le añadimos la dificultad para localizar a este pequeño Pícido de coloración críptica, a menudo resulta difícil cuantificar si es más o menos abundante como invernante.
Pero hace unos días disfrutamos de la presencia de al menos dos ejemplares, que con su singular reclamo nos dieron pistas sobre su ubicación. Dada las fechas y que en anteriores visitas a la zona ya los había localizado, está claro que están pasando el invierno en nuestro territorio.
El Torcecuello que se distribuye como reproductor por gran parte de Eurasia y el norte de África es un migrador, que llega a alcanzar el centro de África en invierno. Sin embargo las poblaciones más sureñas se comportan como migradoras parciales, incluso como sedentarias.

No es tan exigente como otros miembros de su familia y se conforma con zonas con arbolado disperso, no necesitando grandes masas forestales. Incluso puede llegar a colonizar algunos parques y jardines, siempre que encuentre abundante alimento, en su caso hormigas que constituyen gran parte de su dieta. Su larga y especializada lengua le permite rastrear en troncos y otras oquedades en busca de sus pequeñas presas.

miércoles, 1 de febrero de 2017

"Entre dos aguas"

Entre las de Marbella y Estepona -a las aguas costeras me refiero- lleva moviéndose hace ya unas semanas una Serreta mediana Mergus serrator. Ayer tuve mi segunda observación en pocos días y hay constancia de al menos una más.
Esta singular anátida de hábitos marinos es una invernante estricta en Iberia, pues sus zonas de cría se sitúan en latitudes muy septentrionales del Holártico. La invernada en Iberia tampoco es muy numerosa, no sobrepasando en general unos cuantos centenares de ejemplares, aunque con notables fluctuaciones interanuales. Son algunos puntos de la costa atlántica sus principales puntos de invernada ibéricos, y ya en menor medida algunos enclaves del mediterráneo. En nuestra provincia es un invernante raro, con pocas citas a lo largo del año, incluso ausente algunos de ellos.
 Se alimenta principalmente de peces y otros pequeños invertebrados acuáticos y ayer nos deleitó durante un buen rato con sus continuas zambullidas en busca de alimento. Y no le fue mal, pues al menos capturó 3 peces en un lapso de poco más de 15 minutos.

domingo, 29 de enero de 2017

Serreta mediana en nuestra costa.

Parece que los intensos fríos que desde hace un tiempo están asolando buena parte de Europa, están moviendo a algunas aves a parajes más sureños, como el nuestro.
Esto es al menos lo que pienso de mi observación de hoy. Un ejemplar de Serreta mediana Mergus serrator en una playa de nuestro muncipio. Posiblemente sea el mismo ejemplar que hace un par de semanas fue detectado en Guadalmansa durante la reaización del censo invernal de acuáticas (Manolo Macías com per ), lo que vendría a indicar que se ha quedado por la zona.

Este curioso pato que habita zonas costeras y estuarios, incluso humedales de interior, tiene una dieta ictiófaga. Cria en latitudes muy norteñas de Europa, Asia y Norteámerica y es claramente migradora, siendo los jóvenes y las hembras los que suelen arribar a Iberia, pero siempre en bajo número. De hecho en nuestra provincia es una invernante de presencia irregular y muy escasa.

miércoles, 25 de enero de 2017

El mayor de nuestros Alcaudones.

Aunque cada vez resulta más difícil de toparse con uno, el Alcaudón real Lanius meridionalis sigue invernando en nuestro municipio.
El declive de este pequeño cazador, con pico de rapaz y patas de pájaro, es bastante acusado y conocido por el mundillo ornitológico. En nuestro término es un invernante con escasos efectivos que vive en zonas con arbolado disperso, donde caza insectos más bien grandes y algún pequeño Vertebrado. Suele cazar desde un posadero elevado y ahí es donde lo descubrí hace unos días, después de varios años sin observar a ninguno.


martes, 17 de enero de 2017

Extremos.

Que Marbella posee un clima envidiable no es ninguna novedad a estas alturas. Los turistas que nos visitan en masa desde hace varias décadas lo saben muy bien.
Que este microclima tan especial también atrae a las Aves, pues también puede parecer una obviedad, pero es tan cierto como lo primero.
Pero es que además también tenemos una amplia variedad de ecosistemas en nuestro término, propiciada en gran medida por nuestra orografía. Desde el mar abierto, que siempre ha sido rico en pesca, hasta la media montaña mediterránea, cuya altura llega a superar los 1200 msnm.

Y es la conjunción de estos y otros factores lo que nos permite tener en apenas 5 o 6 Km en línea recta una diversidad de especies de Aves difícilmente igualable en otro lugar. No somos los únicos con estas características físicas en el territorio, pero tampoco hay muchos municipios en nuestro país que tengan esta cualidad en su término municipal.
Alca común, ave marina pelágica presente en
nuestro mar.
Hoy me voy a fijar en dos de estas especies extremas en cuanto al hábitat que ocupan, más bien se podría decir a la altura a la que viven.
La primera es el Alca común Alca torda, un ave marina pelágica, estrictamente invernante en Iberia, y escasa en las costas del Mediterráneo, que vengo observando desde finales del pasado año en el puerto pesquero. Este álcido cría en las costas del norte de Francia, Islas Británicas, Escandinavia, Islandia, Groenlandia y Canadá. Pueden considerarse los pingüinos del hemisferio norte, por su parecido morfológico a éstos.



Acentor alpino, invernante en las zonas más altas
de Sierra Blanca (foto. A. Figueredo.).
El otro pájaro que marca el extremo en cuanto a la altitud a la que vive, es el Acentor alpino Prunella collaris, un ave que cría en las montañas del Paleártico; que en España se distribuye por los grandes sistemas montañosos -el más cercano Sierra Nevada-, siendo una de las aves que llega a vivir a mayor altitud, donde ninguna otra llega, y que en Marbella es posible observar en los puntos más altos de Sierra Blanca durante la invernada.
Dos aves “extremas” en cuanto a la altitud y hábitat que ocupan durante los meses más fríos, que tenemos la suerte de poder observar sin salir de nuestro término municipal.

martes, 10 de enero de 2017

El matador más veloz.

video
El Halcón peregrino Falco peregrinus, es una rapaz relativamente común en nuestro término, si bien no es ´facil de avistar a corta distancia, pues suele vivir en zonas serranas con abundancia de roquedos. Ayer sin embargo este ejemplar decidió que una torreta eléctrica era un buen oteadero para sus lances de caza, y vaya si lo fue.
Se presentó sobre el poste con una presa en las garras, un pequeño pájaro que no llegué a identificar, pues en apenas dos minutos había acabado la tarea de engullirlo. Apenas unas plumas en el aire eran lo que uqedo del desdichado pajarillo. Tras un tiempo de reposo, soleandose al tibio sol del invierno, desplego sus poderosas y afiladas alas y se lanzó en un vuelo batido y potente, pasando a unos metros de donde yo estaba. Regresó en poco más de un minuto con otra avecilla en las garras. Esta vez si la pude identificar, pues la cola rojiza dejaba a las claras que se trataba de un Colirrojo tizón. Al igual que el anterior, lo desplumó y se lo comió en apenas dos o tres minutos.
Después de otro rato de descanso volvio a lanzarse en un vertiginoso vuelo de caza en varias ocasiones más, pero ya no consiguió más presas, al menos mientras yo permanecí en las cercanías.

Aunque pueda parecer un poco cruel el relato, así es la vida en la Naturaleza. Para que aves de tan soberbia belleza y extraordinarias cualidades (está considerado el ser vivo que mayor velocidad puede alcanzar), otras tienen que perecer y servirles de alimento

miércoles, 4 de enero de 2017

Un paseo por el Puerto.

Alca común
En una mañana como la de hoy, soleada y sin viento, parecía el día propicio para hacer una salida en algún punto del litoral. Y así lo hice, me fui al Puerto Pesquero de Marbella, con la esperanza de encontrar alguna especie “interesante”, y se puede decir que hubo suerte.
Además de los normal y lógico de encontrarme allí: Gaviotas patiamarilla, sombria y reidora, algún Charran patinegro y varios Cormoranes grandes, a lo lejos (bastante lejos diría) se dejó ver un Alca común Alca torda. Este álcido que no cría en España, lo hace en zonas costeras del norte y centro de Europa, Groenlandia y Canadá y es frecuente durante la invernada en nuestras costas, pero al ser un ave pelágica no es fácil tenerla a corta distancia, pues suelen pescar en aguas más profundas alejadas de la costa. 
Hasta nuestras costas suelen llegar individuos juveniles e inmaduros, mientras los adultos suelen permanecer en zonas mas norteñas.
Hacia años que no veia ninguna en el puerto, más que nada porque no voy todo lo que me gustaría ir, asi que el reencuentro con esta singular ave marina ha sido gratificante, ya que como se suele decir “me ha alegrado el día”, a pesar de la lejania de la observación.