viernes, 27 de noviembre de 2009

Observaciones de interés


Durante la presente semana he realizado algunas observaciones que considero de interés ornitológico.


Esta misma mañana una pareja de Cuervos Corvus corax, se han dejado observar relativamente cerca en Nagüeles. Este corvido de gran tamaño ha sufrido un importante declive en sus poblaciones en Andalucia por diversos factores de origen antrópico, y no es fácil de ver ya en nuestros campos.
El martes por la mañana en el olivar de Juanar, entre la muchedumbre pajaril de fringílidos y zorzales, pude detectar a uno de los más bellos y singulares pájaros de la avifauna ibérica: el Picogordo Coccotraustes coccotraustes. como su nombre indica poseedeor de un poderoso pico, capaz de partir los más duros huesos de frutales, como la aceituna.


miércoles, 18 de noviembre de 2009

Transcurre el otoño


Mediados de noviembre y sigue sin llover. La escasez de precipitaciones y las altas temperaturas que todavía se registran en este inusual otoño, hace que las aves tengan un comportamiento fenologico dispar.

Aunque se detectan especies invernantes, parece que el número de efectivos no es todo lo alto que cabría esperar dadas las fechas, lo que hace más anodinas las salidas al campo.
Ayer apenas si se vieron algunos bandos no muy numerosos de fringílidos, alimentandose donde pueden, ya que la falta de lluvia impide el nacimiento de muchas de sus plantas nutricias.
Esperemos que esta situación no se prolonge en demasía en el tiempo, o de lo contrario nos espera un invierno de escasez en cuanto a observaciones de interés.

domingo, 1 de noviembre de 2009

Paso de fringílidos

Hoy 1 de noviembre ha sido muy notorio el paso migratorio de fringílidos.
Este grupo de aves formado por especies de alimentación predominantemente granivora, suelen formar bandos migratorios, a veces bastante numerosos e incluso a menudo mixtos.

video
Una de estas aves es el Jilguero Carduelis carduelis, probablemente el más conocido de este grupo de paseridormes. Parece ser que mientras Iberia recibe a los ejemplares del centro y norte de Europa, la población residente en la zona mediterránea se desplaza por la costa, hasta el estrecho de Gibraltar y lo cruza para pasar los meses más frios en el norte del continente africano.
En tiempos pasados todavía cercanos, se aprovechaba este flujo migratorio bastante intenso en zonas costeras como la nuestra, para mediante redes abatibles capturarlos de manera masiva.
Hoy este tipo de captura se encuentra regulada y es bastante restrictiva en cuanto al número de ejemplares que se pueden capturar.