lunes, 11 de diciembre de 2017

Escasa invernante.

Otra de las invernantes escasas que ahora tenemos el placer de poder observar entre Marbella y Estepona es un ejemplar de Garceta grande Egretta alba. Especie que se distribuye por casi todo el mundo, excepto las zonas polares. Esta garza fue muy escasa hace unas décadas, pero en la actualidad sus poblaciones en Europa se han recuperado y de ahí que incluso lleguen a criar algunas parejas en España, mezcladas en colonias de cría de otras ardeidas, y además se reciban ejemplares invernantes procedentes de zonas más norteñas.
Hace prácticamente una década que no veía ninguna en nuestro municipio, y seguramente este sea el único invernante que podamos ver en nuestros rios y embalses. En el resto de la provincia también hay observaciones en los grandes rios -el Guadalhorce sobre todo- y en algunos embalses, pero de todas formas siempre es un invernante muy escaso en Málaga.

De tamaño muy parecido a su pariente la Garza real, es sin embargo mucho más estilizada, al estilo de su otra pariente la Garceta común y como ellas y el resto de su familia se alimenta de pequeños vertebrados, incluyendo peces, y algunos invertebrados que encuentra en las zonas húmedas.

martes, 5 de diciembre de 2017

Focha moruna y Calamón.

Dos especies emblemáticas de nuestros humedales están ahora en uno de ellos. Al menos una parte de la invernada la están llevando a cabo en nuestro municipio, lo que dada la escasez de efectivos de ambas especies es un dato reseñable.
Focha moruna.
La más amenazada y escasa es la Focha moruna Fulica cristata, un ave realmente llamativa y muy, pero que muy escasa a nivel de nuestro país. Se calcula que la población reproductora no es superior a 50 pp. De distribución etiópica originariamente, existe sin embargo una pequeña población residual en Iberia y en Marruecos. Población que mengua a pasos agigantados y que ha llevado a considerarla como “en peligro crítico de extinción” en España. No suele realizar movimientos migratorios de relevancia, dedicándose a nomadear por humedales del sur y el levante ibérico, asi como a cruzar el estrecho para pasar a Marruecos. Incluso en su área de distribución africana no es un ave abundante, llegando apenas a unos millares de parejas, puede que poco más de 5000.
Calamón común.
El otro visitante es un pariente lejano, perteneciente a la misma familia que la focha moruna: los rallidos. Se trata del Calamón común Porphyrio porphyrio, el mayor de los de su familia que apenas hace unos 50 años estuvo a punto de desaparecer de Iberia, y que en las últimas décadas se ha recuperado notablemente. Su área de distribución es muy amplia, ocupando zonas de Europa, Asia, África y Oceanía, pero tampoco es un ave abundnate, salvo en localidades concretas. Tampoco es un migrado de largo recorrido, limitándose a cambiar de emplazamiento en función de la disponibilidad de alimento.
Ambas especies tienen una alimentación básicamente vegetal. Mientras la focha moruna consume vegetación sumergida y algunos brotes de la palustre, su primo el Calamón está más ligado este último recurso y consume además pequeños invertebrados.
Agradezco a Juanjo Viegas por la información aportada sobre la presencia de estas dos interesantes especies en nuestro municipio.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Sombrías extranjeras.

Hace unos días conseguí leer dos anillas de Gaviota sombría Larus fuscus en el puerto pesquero de Marbella. En realidad fueron hasta tres ejemplares los que pude observar anillados, pero uno de ellas se movía bastante y seguramente tomé mal la lectura, con lo que ha quedado inutilizada.
Han resultado ser ambas extranjeras, una de Holanda y otra del Reino Unido. Aunque esta especie ya llega a criar en Iberia desde hace un tiempo, mezclándose con su pariente cercana la Gaviota patiamarilla en las colonias de cría. Al igual que su pariente demuestra una gran versatilidad y es capaz de alimentarse de casi todo, incluyendo lo que encuentra en vertederos.

En nuestra provincia no parece criar, aunque alguna pareja aislada puede que lo haga, y es considerada por lo tanto como invernante, siendo nuestra provincia una de las que alberga una mayor cantidad de ejemplares de esta gaviota durante la invernada. Aunque difícil de distinguir de su pariente la patiamarilla, si que presenta el dorso bastante más oscuro y este es el carácter más claro para su identificación.

sábado, 25 de noviembre de 2017

Inesperada.

De inusual pordría calificarse la presencia ayer mismo de un ejemplar -aparentemente joven del año- de Garza imperial Ardea purpurea en un humedal costasoleño. Esta bella ardeida es una migrante transahariana con escasos efectivos invernantes en Iberia, que además se suelen concentrar en las marismas del Guadalquivir y en algunos enclaves húmedos del Mediteráneo. Por lo tanto puede considerarse como una invernante rara.
Por la fechas (finales del mes de noviembre) no es factible que se encuentre en paso y por lo tanto habrá que darla como un ejemplar que está invernando en este enclave.

A menudo las aves sorprenden con observaciones como esta, fuera de rango. Un ave inesperada en estas fechas y que sin embargo ahí está en uno de nuestros mejores humedales.