lunes, 15 de mayo de 2017

Zarcero poliglota.

El Zarcero políglota Hippolais poliglotta es uno de los últimos migrantes transaharianos en instalarse en la vieja Europa para criar. Se empiezan a ver mediado del mes de abril, y el grueso del paso migratorio es en mayo. Este pájaro que como su nombre indica, suele moverse entre las imbricadas zarzas y otros matorrales mediterráneos no tiene un llamativo plumaje, más bien es discreto en coloración, pero su canto si que es bastante llamativo. Como sucede con otras aves es más fácil detectarlo por el oído que por observación directa. Y su canto -a mi entender- resulta bastante agradable. A pesar de que las notas son ásperas, la verdad es que el pajarillo se esfuerza y consigue una musicalidad muy agradable. Ayer disfrute un buen rato del canto de este paseriforme, que en esta época ocupa la península ibérica, Francia e Italia para criar y que a partir de agosto se marchará a invernan por debajo del Sáhara, en la zona más occidental de África.

lunes, 8 de mayo de 2017

Duende.

Este es uno de los insectos más extraordinarios que tenemos en nuestras zonas dunares. Se trata del Duende Nemoptera bipennis, un neuróptero que vive en zonas con escasa vegetación de naturaleza calcárea y en arenales costeros. Endémico de la península ibérica, es en la mitad sur donde se ve con mas frecuencia, rarificándose mucho en el norte. En su fase de larva, que dura dos años, se comporta como un depredador de otros pequeños invertebrados, sin embargo una vez adulto se alimenta de polen.
Sus largas colas, son en realidad un par de alas atrofiadas, que utiliza para distraer a posibles depredadores. Es uno de los insectos más antiguos y es en verano cuando suelen verse. Aquí adelantan un poco su ciclo biológico y ya están en vuelo. Un vuelo pausado y casi a ras del suelo que este “duende” utiliza para desplazarse de flor en flor.

miércoles, 3 de mayo de 2017

Ellas.

Hembra de Curruca tomillera.
Los machos de casi todas la especies de paseriformes suelen ser de vistosos plumajes. Algunos incluso lucen otro tipo de galas con el fin de atraer a las hembras. Para los que nos gusta la observación de aves nos deleita esta “explosión” de colorido que ahora, que estamos en fechas de cría. se encuentra en su máxima expresión.
Si además se trata de especies migrantes, que no crían en nuestro territorio, la alegría es doble: ver a una especie que solo se deja ver durante el paso y maravillarse con su porte y colorido.
Pero en ocasiones el destino es caprichoso y pone al alcance de nuestras ópticas especies interesantes, pero en su versión femenina, con coloración más discreta y en general menos llamativas.
Hembra de Curruca zarcera.

Es de justicia recordar que las hembras cumplen su función en la biología de las especies; son una parte tan importante o más que los machos y si tienen una apariencia menos llamativa es por algo. En general para pasar más desapercibidas mientras incuban, crían y en definitiva, sacan adelante a la especie.  

Y esto es lo que me sucedió días atrás cuando pude observar a varias especies de migrantes transaharianas en paso por Marbella, pero todos los ejemplares avistados fueron hembras.
Puede que fotográficamente no sean tan espectaculares pero para mi son tan importantes como sus congéneres masculinos y las disfruté exactamente igual.
Hembra de Colirrojo real.

viernes, 28 de abril de 2017

Escaso migrador.

Ayer fue uno de esos días difíciles de olvidar para un observador de aves. Descubrir -aunque fuera poco tiempo y a bastante distancia- a un ejemplar de Escribano hortelano Emberiza hortulana en un paraje de Marbella, fue un momento casi mágico. Y es que las observaciones de esta especie por nuestra tierra suelen ser escasas, y siempre durante los pasos migratorios, pues este bonito pájaro es de distribución más norteña durante la reproducción, y es el único de su familia que emigra al África tropical a pasar el invierno. Hacia alrededor de veinte años de mi otra observación de esta especie en nuestro término, y además en esta ocasión el menos me permitió una foto testimonial.
El Escribano hortelano se distribuye como reproductor por latitudes templadas de Europa y Asia occidental, faltando en amplias zonas llanas del centro del continente, pues más bien vive en zonas de montaña. Así en la península ibérica ocupa todos los sistemas montañosos de la mitad norte y en el sur sólo está presente en Sierra Nevada.
Aunque no se la considere especie amenazada, no es un pájaro abundante allí donde habita. Se estima para nuestro país una población aproximada de 200000 pp.
Una curiosidad sobre este ave, es que está considerada como una delicatessen culinaria en Francia. Y no son pocos los casos de escándalos por ello, ya que está estrictamente protegida por la legislación europea y sin embargo de vez en cuando surgen noticias sobre su consumo.

Para mi su observación fue una verdadera “delicatessen”, pero sólo para mis ojos que pudieron disfrutar unos segundo de un ave poco frecuente de avistar en Marbella.