miércoles, 29 de enero de 2020

Camachuelo.



Hace unos días tuve la suerte de toparme con un precioso macho de Camachuelo común pyrrhula pyrrhula en la zona de Juanar. Ya desde hace unos años se viene observando por la zona un grupito de estas aves fringílidas estrictamente invernantes en nuestras latitudes.
Aunque tiene una amplia distribución por Eurasis, siempre es un pájaro escaso, incluso en las zonas donde su hábitat reproductor es el óptimo: los bosques boreales y atlánticos, pues es un pájaro al que no le gusta pasar calor.
En nuestra provincia tengo noticias de su presencia en los montes de Málaga, sierra de las Nieves y Juanar, pero en todo caso son unos cuantos ejemplares, por lo que observar a uno durante unos segundos se convierte en un auténtico lujo ornitológico.

sábado, 18 de enero de 2020

Zarapito invernante.


El zarapito trinador numenius phaeopus, es un ave limícola de un tamaño considerable, que cría en las tundras árticas de Eurasia y Norteámerica, y que inverna en un amplio rango de zonas templadas y cálidas de África, Asia y América.
En España es un invernante con no demasiados efectivos, puede que alrededor del millar, aunque es difícil precisar este extremo, pues su mayor o meno abundancia depende de varios factores, no del todo bien conocidos.
Resulta que en Marbella desde hace unas semanas se están viendo incluso hasta 2 ejemplares (yo sólo conseguí ver a uno), lo que resulta un número bastante significativo en el contexto ibérico al menos. Sea como sea, la cuestión es disfrutar observando a esta bella ave que se mueve por zonas costeras, buscando alimento entre las rocas, preferiblemente cangrejos y otros crustáceos y que no sabemos el tiempo que permanecerán por aquí.

sábado, 11 de enero de 2020

Amenazada


Posiblemente el águila perdicera aquila fasciata pueda ser considerada como nuestra ave rapaz más típica. Su hábitat, la media montaña mediterránea, está representada en Marbella por Sierra Blanca que ocupa una buena parte del término municipal.
Esta´gran águila ha sufrido una notable regresión e su población a nivel de nuestro país en las últimas décadas, lo que ha hecho que este considerada en el Libro Rojo de las Aves de España en la categoría de “en peligro de extinción”.
Entre otras causas de su declive cabe destacar una que afecta a esta especie y a otras típicas del monte mediterráneo:la rarefacción del conejo. Este ha sido históricamente especie presa clave en el ecosistema y su escasez o desaparición de muchos lugares, ha tenido un efecto muy negativo sobre los predadores, que han tenido que adaptarse con rapidez a buscar otras presas y esto no siempre es factible en buena medida; de ahí las dificultades que algunos de estos predadores sufren actualmente.(águila imperial, lince ibérico, etc). En nuestro territorio este hecho es bastante notorio, llegando a desaparecer casi por completo de lugares donde hace 50 o 60 años era un animal incluso abundante, pero pese a todo nuestra águila perdicera mantiene en Marbella al menos un par de parejas, que en estas fecha están ya plenamente inmersas en la reproducción.
Otros factores de amenaza para la especie –ademas de la escasez de conejo- es la práctica de deportes de montaña (carreras, senderismo incontrolado, escalada, etc) ya que la perdicera cría en cortados rocosos y se muestra muy recelosa ante la presencia humana, que la lleva incluso a abandonar la puesta.
Por ello si queremos seguir gozando de su impresionante presencia en nuestros cielos habría que replantarse ciertas actividades humanas en la montaña, que de seguir en aumento trjeran consecuencias negativas para esta emblemática rapaz.

domingo, 29 de diciembre de 2019

Ophrys fusca, ya en floración,.


Ya hace unos días, casi alguna semana más bien, que vi mi primera orquídea silvestre en floración en Marbella. Se trataba de este ejemplar de ophrys fusca, pequeña y no fácil de dar con ella.
El grupo fusca pasa por ser uno de los más complejos dentro de las orquídeas silvestres, por su gran variabilidad en coloración, pilosidad, etc.
Estas bella especie habita en parte del mediterráneo occidental y norte de África, y suelen encontrarse en formaciones arboladas aclaradas y praderas. En la península se encuentran por la zona oriental y el sur, aunque siempre en lugares apropiados y no siendo por lo general abundantes.