jueves, 12 de septiembre de 2019

Migrantes de septiembre.

Septiembre es el mes migratorio por excelencia. Son muchas las especies que durante este mes se dejan ver por nuestra tierra en su viaje hacia tierras africanas.

En días pasados pude observar a varias de ellas, que a los observadores de aves nos llaman la atención por ser especies que sólo se dejan ver en el sur durante estos viajes, y que durante unos días centran nuestra atención. algunos no conseguirán llevar a buen término la migración y perecerán en el camino. No es raro en estos días encontrarse a algún ejemplar de estas migrantes muertas, o simplemente agotadas, incapaces de levantar el vuelo.

Bisbita arbóreo



Curruca mosquitera


Papamoscas cerrojillo

Curruca zarcera


Noticias ha habido estos días de algunos de ellos en apuros y de alguna baja, pero a los que prosiguen el viaje, solo queda desearles que lleguen a buen término y regresen la próxima primavera a la vieja Europa.

miércoles, 28 de agosto de 2019

Migración en marcha.


Son muchas las entradas en este blog en las que se habla de la migración, tanto de la prenupcial como de la postnupcial. Y es que este fenómeno del mundo natural es uno de los preferidos por los aficionados a la observación y el estudio de los seres vivos, en especial de las aves.
Milano negro.
Bien, pues precisamente en estas fechas nos encontramos en- podíamos decir- máximos del año en cuanto a la migración postnupcial. Aunque cada especie utiliza su propia estrategia migradora, variando ligeramente las fechas de unas a otras especies, se puede decir que de aquí a mediados de septiembre, vamos a tener el pico máximo, tanto en número de aves que se pueden avistar, como en la variedad de las especies. Pero en todo caso, tanto antes como después de la de esa fecha se puede seguir disfrutando de este espectáculo que la Naturaleza nos brinda, simplemente siendo un poco observador.
Dejo dos pinceladas en forma de observaciones. Ayer dos milanos negros milvus migrans en la zona de puerto rico bajo, estaban posados sobre una torreta eléctrica donde sin duda habían pasado la noche. Cuando el sol ya calentó lo suficiente, y teniendo ya a la vista el estrecho, emprendieron de nuevo el viaje.
Y esta mañana en el parque de la represa, pude oír un sonido que se va a hacer muy característico estos próximos días en las zonas arboladas: el reclamo de un papamoscas cerrojillo ficedula hypoleuca, que seguramente ha volado durante la noche, y ha recalado en este céntrico parque de nuestra ciudad para descansar y reponer fuerzas.

papamoscas cerrojillo.

sábado, 27 de julio de 2019

Arrendajos "casi" urbanos.


El arrendajo euroasiático garrulus glandarius, un córvido que posee un bello y colorido plumaje, se está volviendo de un tiempo a esta parte, un ave que ya hace incursiones en plena ciudad. En el último año he tenido varias observaciones de este ave en el casco urbano de Marbella y como parece que su población en general está aumentando, no es de extrañar que se siga viendo en la urbe.
Distribuido por gran parte del Paleártico, desde el norte de África hasta Japón, falta sin embargo en regiones boreales y en las más áridas. De marcado carácter forestal, como el resto de los córvidos es de dieta omnívora y un gran oportunista, capaz desde dar caza a pequeños animales, hasta consumir frutos y semillas. Tiene la costumbre de enterrar algunos frutos -sobre todo bellotas- en épocas de abundancia, para luego consumirlas cuando escasean, contribuyendo de esta forma a la expansión del bosque, pues algunos de sus “enterramientos” son olvidados o simplemente no consumidos
En España es un ave común, si bien falta en algunas de las zonas más desforestadas, y su tendencia en los últimos años es positiva, hecho este que en Marbella es notorio, pues como he referido con anterioridad las observaciones van en aumento, llegando incluso a penetrar en la ciudad.

domingo, 14 de julio de 2019

Mosquitero papialbo. Primeros indicios migratorios.


Este pequeño pájaro de discreta coloración y movimientos nerviosos, es el mosquitero papialbo phylloscopus bonelli, uno de los de su género que crían en nuestras latitudes y que ya a estas alturas del año, empiezan a moverse en paso postnupcial. Aunque en Marbella es un reproductor escaso y localizado, esta mañana su número era bastante notorio y esto me lleva a pensar en que ya son movimientos migratorios.
Este pajarillo cría en el suroeste del mediterráneo (Iberias, Francia, Italia, Marruecos y Argelia) e inverna en el áfrica subsahariana. En España ocupa sobre todo el piso supramediterráneo y es mucho más escaso en el meso y termomediterráneo, donde sólo llega a criar en zonas montañosas relativamente frescas y arboladas.Su canto, muy característico, es el que a menudo delata su presencia, ya que por tamaño y comportamiento no suele dejarse observar a menudo. Como he mencionado en nuestra localidad si que llega a criar en algunos puntos concretos que reúnen las características óptimas de su hábitat, pero a partir de ahora sus avistamientos serán mucho más frecuentes por estar ya iniciando su paso migratorio, y llegará a ser incluso abundante en algunos puntos, incluyendo parques y jardines arbolados, donde descansan y se alimentan para proseguir su viaje