viernes, 12 de enero de 2018

El pequeño Zampullín.

El pequeño Zampullín común Tachybaptus ruficollis, es una de las aves acuáticas que aunque en bajo número, crían en nuestros humedales. Pero es durante la invernada cuando su número es más elevado, aunque nunca llega a ser un ave abundante.
El nombre de zampullín le viene dado por su costumbre de zambullirse y aparecer a menudo a largas distancias de su inmersión; en estas incursiones subácuaticas busca pequeños invertebrados acuáticos y algún pececillo, alevin u otros vertebrados de pequeño tamaño.
Está ampliamente distribuida por África, Europa, Asia y Australia dividida en varias subespecies. En nuestro país se ha estimado una población reproductora de unas 8000 parejas, que se ve incrementada en invierno con la llegada de aves más norteñas. Es capaz de ocupar una gran diversidad de espacios acuáticos, aunque es un poco más exigente a la hora de criar, necesitando entonces una buena cobertura de vegetación palustre, que es donde sitúa el nido.

En nuestro término es cada vez más difícil observar la reproducción de esta bonita ave, debido en gran medida a la degradación de nuestras zonas húmedas.  

martes, 9 de enero de 2018

El colorido Jilguero.


Se distribuye por el Paleártico occidental y ha sido introducida en América y Oceanía. Se alimenta casi exclusivamente de semillas. En España está ampliamente distribuida, con densidades altas en algunas zonas. Ha sido y sigue siendo considerada como ave de jaula, por su canto armonioso.
 Cría en el término de manera abundante, ocupando gran diversidad de hábitats, siempre que contengan arbolado. Es bastante frecuente en parques y jardines donde en ocasiones llegan a ser muy comunes.
Durante la invernada se detecta un aumento importante de la población local, de ejemplares procedentes principalmente de centroeuropa. Forma grandes bandos mixtos con otros fringílidos vagabundeando por los campos en busca de alimento.
Durante octubre y primera quincena de noviembre el paso migratorio es muy notorio por Marbella, en busca del estrecho de Gibraltar para invernar en el norte de África. Estos movimientos migratorios han sido tradicionalmente aprovechados para su captura en gran número mediante redes abatibles.

lunes, 25 de diciembre de 2017

Irrupción de Lúganos.

El Jilguero lúgano Carduelis spinus, es un pequeño fringílido estrictamente invernante en Marbella, que en años en los que al Abeto rojo fructifica en el norte de Europa se extiende en buen número por zonas del sur del continente en invernada; ello es debido a que en estos años el éxito reproductor es elevado. Y este parece ser el caso de este año en el que su número es bastante alto en nuestros campos.
Vive en buena parte de Europa, siendo más abundante en Escandinavia, Rusia y otros países norteños y también aparece en el norte de China, y en invierno en Indochina
En España es reproductor en los grandes macizos montañosos, desde los Pirineos donde es más común, hasta llegar an algunos años a las zonas más altas de las sierras béticas.
Por lo tanto es un pajarillo que en nuestro término aparece con este carácter irruptivo a intervalos de entre 2 y 5 años, habiendo temporadas en que apenas se deja ver. Algunos invernantes llegan incluso al norte de Marruecos.

Es un ave que se ha mantenido en cautividad desde tiempos antiguos; es bastante dócil y confiado y este comportamiento propiciaba que su caza fuera bastante sencilla utilizando una red abatible y un reclamo.

martes, 19 de diciembre de 2017

Ánade friso en Rio Verde.

Macho de Ánade friso.
Las anátidas son una familia de aves que han sufrido como pocas la degradación y pérdida de su hábitat. Son numerosas las especies de esta familia que se encuentran amenazadas, en mayor o menor medida por esta causa. Si exceptuamos al omnipresente ánade azulón, que se adapta a casi cualquier medio acuático, del cual es capaz de extraer alimento y encontrar lugar para llevar a cabo la cría, una gran cantidad de especies de patos están en franca regresión.
Este año parece que la invernada de acuáticas no se está dando mal en Marbella, y tenemos la suerte de contar en la desembocadura de Rio Verde, con uno de estos patos que cada vez escasean más. Es al menos un ejemplar de Ánade friso Anas strepera, una anátida de amplia distribución mundial, pues se extiende por Eurasia y Norteámerica, pero con no demasiados efectivos totales. En España apenas llegan a las 4000 parejas reproductoras, algunas de ellas en nuestra provincia y la población total europea apenas llega a las 100000 en el mejor de los casos.
Aunque la población ibérica es básicamente sedentaria, con movimientos dispersivos de corto alcance, en Iberia se reciben ejemplares del centro y norte de Europa en invierno.  La invernada en España de estas aves se estima alrededor de 15000 aves, con fluctuaciones interanuales.

Su dieta es mayoritariamente vegetariana y consiste en vegetación acuática -brotes, hojas, etc-, que obtiene basculando sobre el agua, como ánade de superficie que es.