jueves, 17 de agosto de 2017

Pipita.

En primer plano un juvenil y en segundo un adulto de
Lavandera blanca.
La Lavandera blanca Motacilla alba a la que por aquí se la ha conocido de antiguo como “pipita”, es un ave de tonos grises y blancos y de cuerpo estilizado que vive en gran cantidad de hábitats incluido el urbano. En Marbella es un invernante muy común y un reproductor mucho más escaso, pero a mi parecer en aumento.
Vive en gran parte de Eurasia y de forma más puntual en Groenlandia e incluso llega a Alaska. Suele frecuentar los rios y otros aguazales, herbazales y en general terrenos con poco arbolado y se alimenta básicamente de insectos, que suele buscar en el suelo con un característico caminar balanceando la cola.
Durante el invierno forma dormideros en arboledas urbanas, que en ocasiones pueden ocupar centenares de aves. Tambíen se está adaptando bien a los ambientes urbanos como reproductor, utilizando pequeñas oquedades en edificios e infraestructuras para situar sus nidos.

Un ave común que no parece presentar problemas de conservación importantes y cuya presencia en nuestro municipio ocurre todo el año, si bien en invierno resultan mucho más abundantes.

lunes, 14 de agosto de 2017

Otra libélula amenazada.

Zygoyx torridus
Esta otra libélula de origen paleotropical, con reducidas poblaciones en nuestra provincia y algunas más pequeñas y fragmentadas en otros puntos de la peninsula, es sin embargo algo más frecuente en las Islas Canarias. Es otra de nuestras joyas faunísticas, pues su exigua población y la regresión que en muchos casos está sufriendo la misma, por alteraciones en los cursos fluviales hace que se la considere “Vulnerable” en el Libro Rojo de los Invertebrados de España.
Ayer por fin la pude localiza y fotografiar, lo que me permitió confirmar a posteriori que se trata de Zygonyx torridus.

Lo dicho, una de las joyas que pueblan nuestros ríos, lo que hace más necesario que nunca que estos espacios sean conservados en buenas condiciones ambientales, para que puedan albergar a estas y otras formas de vida.

miércoles, 9 de agosto de 2017

Milanada.

Milano negro.
Ahora mismo se está produciendo lo que los aficionados a la observación de aves llamamos una “milanada”. Esto es el paso numeroso de un ave planeadora, el Milano negro Milvus migrans, que a menudo forma grupos de varios centenares de individuos.
La situación meteorologica actual, con viento casi en calma o ligero de poniente, es la propicia para el paso por nuestra localidad de esta bonita rapaz migradora.
Y no solo es posible que sa esta especie la que se encuentre en paso por nuestra localidad. Las fechas y las condiciones son las propicias también para la Cigüeña blanca Ciconia ciconia, otra ave que puede llegar a verse en nutridos bandos migratorios.
Incluso también es posible la observación de algún ejemplar de Alimoche, este mucho más escaso que los anteriores.

De momento solo han sido los Milanos negros los que he podido observar desde el mismo casco urbano de Marbella. Habrá que seguir escudriñando el cielo en busca de estas portentosas aves viajeras.

lunes, 7 de agosto de 2017

Auge y declive.

Halcón peregrino
En muchas de las entradas de este humilde blog, hago alusión a especies en “declive”. Por lo general suelen ser especies que siempre han sido frecuentes en nuestros campos y que en los últimos tiempos, probablemente debido a acciones humanas, resultan cada vez más escasas.
En otras ocasiones introduzco el término “auge”, casi siempre refiriéndome a especies exóticas, o a otras que sin serlo, han sabido aprovechar muy bien las actividades humanas para prosperar, en algunos casos de forma muy notoria hasta llegar a crear algunas “molestias” a los habitantes humanos.
Entre las primeras cité hace poco al Abejaruco europeo o al voraz Alcaudón común, ambas muy frecuentes en Marbella hace unos años y que sin saber muy bien el porqué han disminuido tanto, que aunque no se puede decir que han desaparecido totalmente del término, si que han sufrido una regresión brutal, que hace muy difícil observar alguno criando en los últimos años.
Entre las que aumentan también cite en entradas recientes algunas exóticas, comos las omnipresentes Cotorras, tanto la argentina como la de Kramer, o a la Gaviota patiamarilla, tan común como reproductora en nuestro núcleo urbano en tiempos recientes.
Sin embargo también hay alguna que otra especie autóctona, y no ligada a medios urbanos que parece que últimamente ha crecido poblacionalmente de forma destacada. Me refiero por ejemplo al bello Halcón peregrino Falco peregrinus, un veloz matador que hace unas décadas sólo era posible observar –y no sin dificultad-, en alguno de los más inaccesibles cortados de nuestras sierras y que de un tiempo a esta parte se observa con cierta facilidad en muchos puntos del municipio. Incluso alguno se adentra en el casco urbano en contadas ocasiones en busca de presas como Palomas y Tórtolas turcas. ¿A que puede ser debido este aumento?. Difícil de responder, al menos para mí, pero como suele suceder en estos casos suele ser la conjunción de varios factores lo que hace que una determinada especie entre en “·declive” o en “auge”. El aumento de especies presas (palomas, tortolas, etc), la posibilidad de que los lugares donde ubican sus nidos no sean objeto de molestias y puede que incluso, la escasa presencia de competidores y/o depredadores, hayan hecho que esta bonita ave rapaz se haya convertido en frecuente en nuestros campos.

Y no es la única que parece en expansión durante los últimos años, pero eso lo dejaremos para otra entrada.