martes, 29 de julio de 2014

Una de Libélulas

Esta especie de Libélula es Orthetrum trinacria y en España sólo se encuentra en la mitad sur. En el mundo vive, además de en nuestro país, en Cerdeña, Sicilia, norte de África y Oriente Próximo.
Aunque no está considerada legalmente como especie amenazada, si se encuentra incluida en la lista roja de la UICN en una categoria de amenaza; posiblemente por lo reducido de su distribución y porque es bastante exigente en cuanto al hábitat, por lo que puede verse afectada por acciones humanas en su medio natural: los embalses y otras aguas estancadas con buena cobertura de vegetación palustre y subacuática.

La observación de este Odonato ha tenido lugar en un embalse de Marbella, junto a otras varias especies de este grupo de insectos, que en estas fechas suelen ser comunes en los ecosistemas acuáticos.


jueves, 24 de julio de 2014

Pardelas

video
Las aves marinas pelágicas son posiblemente el grupo de aves menos conocidas en cuanto a su forma de vida, ya que viven gran parte de año en el mar y apenas se las puede observar desde tierra.
En estas fechas se observan en Marbella algunas de ellas, como estas Pardelas del video, que dada la distancia considerable a la que se encontraban, no me atrevo a identificar con seguridad. Y es que este grupo de aves -las Procelariformes-, son bastante parecidas entre si.
Pienso que puede tratarse de una Pardela balear Puffinus mauretanicus, ave que solo cría en estas islas, mayoritariamente en Formentera, y que una vez acabada la cría se dirigen a través del estrecho de Gibraltar hasta aguas del golfo de Vizcaya e incluso más al norte.
Pero no es descartable que se traten de Pardelas mediterráneas o incluso de Pardelas cenicientas, aunque me decanto más por las primeras.

La Pardela balear, considerada hasta hace poco subespecie de la mediterránea, es un ave con una población estimada de unas 2400 parejas, por lo que se considera como “en peligro de extinción”. Anidan en islas e islotes de las Baleares,  en cuevas o galerías de los acantilados y fuera de este periodo realizan toda su vida en el mar, aunque no suelen alejarse mucho de la costa. Se alimentan de peces, teniendo especial predilección por sardinas y boquerones tan comunes en nuestras costas en estas fechas, aunque también capturan algunos calamares y suelen aprovechar los descartes de los pesqueros.

martes, 15 de julio de 2014

Preparandose para el viaje

Mediados de julio y empiezan a notarse cambios en el comportamiento de algunas aves migratorias.
En el caso de los Abejarucos Merops apiaster, en estas fechas suelen formar grupos premigratorios, que vagabundean en busca de alimento por los campos. Estas bellas y coloridas aves están a punto de emprender el viaje hacia el África subsahariana donde pasaran la mayor parte del año, ya que sólo regresaran a Europa a criar a partir de mediados de marzo.

Suelen ser ruidosos durante sus desplazamientos migratorios y no es raro escucharlos incluso durante la noche. De momento ya se van juntando en grupos, donde se pueden diferenciar a adultos y juveniles, y en unas semanas emprenderán su singladura migratoria postnupcial.