sábado, 13 de julio de 2024

Elegante golondrina.

 

La golondrina daurica Cecropis daurica es una reproductora habitual en Marbella desde hace décadas. En mi opinión la población local se mantiene estable, desde hace un par de décadas, y no se registran descensos significativos de su población. Situación muy parecida la que tiene a nivel nacional: estable o en ligero aumento y subiendo en latitud lentamente.


Originaria de Asia y el N de África, se detectó por primera vez en España allá por 1921 en la provincia de Cádiz. Desde entonces se ha ido expandiendo y actualmente ocupa gran parte de la península, aunque falta en amplias zonas del tercio norte. Puede decirse que es típica habitante de entornos mediterráneos, más bien cálidos.


Como el resto de los hirundínidos caza pequeños insectos voladores en vuelo,generalmente bajo, desde moscas y mosquitos hasta otros pequeños insectos (coleópteros, hormigas, etc). A menudo caza junto a sus parientes golondrinas y aviones.



Construye un nido de barro, pero con la particularidad de que este tiene un pequeño túnel que llega hasta la cámara de cría. Puede decirse que es el nido más “elaborado” de los hirundínidos.

La población ibérica se comporta como migradora transahariana e inverna en zonas del Sahel, desde donde empiezan a llegar a nuestro territorio ya en febrero, aunque es marzo el mes de mayor llegada de estas bellas y beneficiosas aves.


martes, 9 de julio de 2024

El popular jilguero.

 

Conocido popularmente como jilguero e incluso como “colorín” por su vistoso plumaje, el jilguero europeo Carduelis carduelis es uno de nuestros pájaros más populares. Esta popularidad posiblemente sea debida a que ha sido considerado durante siglos como “ave de jaula” y mantenido en cautividad para el deleite de su dueño, tanto por su belleza como por su armonioso canto.


Este fringílido ampliamente extendido por Eurasia y el N de África e importado a zonas de América e incluso Oceanía, es poco exigente en cuanto al hábitat y se adapta casi a cualquier medio: desde zonas dunares a bosques densos, siempre que pueda encontrar alimento, generalmente semillas de cardos y otras compuestas, que no resultan escasas actualmente.



Aunque no parece presentar problemas de conservación importantes, si hay que decir que resultan menos frecuentes que antaño. Sobre todo le afecta el uso de herbicidas y plaguicidas, y esto sin duda ha hecho que su población a nivel global, haya disminuido.

En Marbella es relativamente frecuente -menos que hace unas décadas-, sobre todo como reproductor, pues como invernante si que he detectado una notable disminución de efectivos.

juvenil

Hay que decir que es un pájaro con un comportamiento migrador complejo. Con poblaciones sedentarias, otras parcialmente migradoras y con algunas que cruzan al N de África en otoño, en nutridos bandos.

Tampoco resulta raro ver bandos mixtos con otros fringílidos, sobre todo en otoño-invierno, pero como he dicho antes, la invernada se ha vuelto bastante floja para lo que recuerdo de hace 20 o 30 años.


sábado, 6 de julio de 2024

Jóvenes de papamoscas gris.

 

Es evidente que en las fechas que estamos, la mayoría de las especies reproductoras ya tienen descendencia, y mayoritariamente los jóvenes andan ya fuera del nido.

Una de estas especies que ya están en esta situación -criando a su prole, ya volandera- es el papamoscas gris Muscicapa striata, un pájaro discreto en coloración e incluso en su canto, pero que suele resultar bastante visible, pues suele cazar al acecho desde un posadero elevado y generalmente despejado.

Izq adulto. Dcha juvenil.

Es básicamente insectívoro, cazando desde un oteadero todo insecto volador que pase cerca. Libélulas, mariposas, moscas, y un largo etcétera de insectos que ahora vuelan, constituyen su dieta.

Es estival, pasando el invierno en el África tropical, si bien últimamente, algunos, algunas decenas, se detectan en pleno invierno en Iberia. De hecho yo mismo detecté uno hace un par de años.

Juvenil

En la península falta de amplias zonas, sobre todo del noroeste, e incluso en nuestra provincia, tampoco aparece en muchas zonas, aquellas menos arboladas.

Aunque aparentemente su población no está en disminución notable, el uso de insecticidas y en general, el bajo número de insectos que hay en la actualidad, tiene que tener repercusión en su número.

En Marbella aparentemente está en ligera disminución. Es un pájaro de hábitos forestales, pero con gran adaptabilidad y puede vivir tanto en bosques densos, como en zonas aclaradas, e incluso en plena ciudad, utilizando el arbolado urbano. 

Adulto

Viven en nuestro territorio entre abril y octubre, más o menos. Toda cita fuera de estas fechas ya es relevante y puede estar indicando cambios en su fenología migratoria.

jueves, 4 de julio de 2024

El urbano avión común.

 

El avión común occidental Delichon urbicum, es probablemente el hirundínido más frecuente en Marbella como reproductor.

Se dejan ver ya desde finales de enero, cuando regresan desde el oeste de África donde han pasado los meses más frios. Llegan de manera escalonada a Iberia, siendo el norte lógicamente donde llegan más tarde.


Al menos en nuestra zona llevan a cabo más de una puesta. Eso si consiguen salvaguardar el nido, hecho de barro en alguna construcción humana, pues últimamente se ha puesto de “moda” destruirlos con el argumento de que ensucian. No se tiene en cuenta lo beneficiosos que resultan al eliminar una gran cantidad de moscas y mosquitos, que constituyen casi en su totalidad su dieta. Por supuesto que hay muchos menos que hace unas décadas, cuando yo he conocido colonias de decenas de nidos, alguna situada en zonas muy céntricas de la ciudad. Hoy encontrar agrupaciones de 4 o 5, ya es un logro.


A pesar de ello no presenta problemas graves de conservación a priori, si bien el uso de plaguicidas, la contaminación atmosférica, la falta de barro y la ya citada destrucción de sus nidos, no dejan de ser un serio problema de conservación para esta especie viajera, que a comienzos del otoño se desplazará a sus zonas de invernada.