jueves, 21 de octubre de 2021

Las otras migrantes.

 

Además de las aves, otros grupos de animales realizan migraciones. Probablemente no sean tan llamativas como las de nuestros emplumados amigos, pero bueno no dejan de ser desplazamientos entre zonas, a menudo bastante lejanas.


La mariposa almirante rojo Vanessa atalanta, es una de ellas. Este lepidóptero perteneciente a la familia Nymphalidae, realiza dos migraciones al año, una en otoño -que estos días es muy notoria- y otra en primavera.

En estas fechas se desplazan desde el centro y norte de Europa, hacia el sur del viejo continente, y algunas de ellas cruzan hasta el norte de África.


Por sus características biológicas -como insectos que son- no tienen más opción que realizar estos movimientos en varias generaciones. Ahora pasaran en nuestras latitudes los meses fríos, se reproducirán, y serán sus descendientes los que en primavera emprenderán el viaje hacia el norte, cerrando el círculo de su ciclo biológico.



domingo, 17 de octubre de 2021

Agapornis en libertad.

 

Desde hace unas semanas, puede que incluso meses, vengo observando en nuestra localidad especímenes de Agapornis spp en libertad.

Las observaciones son numerosas, en distintos puntos del término, y tanto en el casco urbano, como en parques e incluso en el medio natural.

Agapornis fischeri típico.

Algunos de estos “grupos” que más o menos tengo controlados, está claro que se han adaptado bien al medio, y son capaces de mantenerse por si mismos. De momento no tengo constancia de su reproducción.

Dos son las especies que he visto por Marbella, el agapornis de cabeza de melocotón o de Fischer, y el agapornis roseicollis. De los primeros, incluso tengo identificado, aunque con alguna duda, un ejemplar mutado.

Posible individuo mutado de Agapornis fischeri.

Ambas son especies de distribución natural en el continente africano, y que han sido masivamente capturados en sus lugares de origen para satisfacer la demanda de países del primer mundo, y esto ha hecho que esté considerada como “amenazada” en sus zonas de origen, tanto por la UICN como por Birdlife International.

No está considerada como especie invasora ni con potencial invasor, pero ya hay poblaciones establecidas y reproduciéndose en algunos países de Europa y habrá que ver que alcance tiene esta “colonización” inducida por el ser humano. Baste decir que en alguno de sus países de origen crean algunos problemas en cultivos.

agapornis roseicollis.

 El comercio de estas especies, debería ser suspendido por las afectaciones que origina en su área de distribución natural y las que pudiera producir en los países de destino, que todavía no están lo suficientemente evaluadas.


miércoles, 13 de octubre de 2021

El pequeño pescador.

 

El charrancito común Sternula albifrons, es un ave ligada tanto a ambientes costeros como a aguas interiores durante la época reproductora. La especie es migradora. La población europea presenta áreas de invernada en las costas de África tropical y subtropical.


Hace unos días detecté a uno de ellos en una desembocadura de nuestro término. Se dedicaba a pescar sobre el lecho del río, con un vuelo ágil y zambulléndose a menudo en busca de pequeños peces superficiales, e incluso de pequeños invertebrados.


Su presencia en nuestro término es sólo durante los pasos migratorios. Existe la duda de si en tiempos no demasiado lejanos, llegó a criar en él. De hecho existen testimonios orales – a mi parecer fiables- de que esto era así, hasta aproximadamente los años 50-60 del siglo anterior. Parece haber corrido la misma suerte que el chorlitejo patinegro, pues ambas especies crían sobre la arena, y evidentemente el intenso uso, tanto urbanístico como turístico-recreativo que las playas han sufrido en las últimas décadas, lo han hecho desparecer de ellas como reproductores. Esta más que probable reducción de efectivos a nivel nacional, hace que tenga categoría de amenaza en el Libro Rojo de las Aves de España. En definitiva, que se la considere amenazada.


Por lo tanto en la actualidad, las observaciones de este pequeño sternido, se limitan a los pasos, y aunque no tengo muchas observaciones de ellos a través de los años, es posible que su presencia esté infravalorada, ya que no resulta fácil cubrir toda la zona costera, y de aguas interiores durante el periodo migratorio. En todo caso, parece que su paso por Marbella es regular, y aunque no en gran número, si que utilizan nuestras costas y ríos como lugar de reposo durante las migraciones.

lunes, 11 de octubre de 2021

Llegada de invernantes.

 

Ya desde hace unos días se está notando la llegada a Marbella de algunos invernantes. Y ayer ya comenzaron a llegar algunos pájaros que lo son estrictamente.

En el caso del petirrojo europeo Erithacus rubecula, puede resultar un tanto más complejo determinar si se trata de invernantes o no, ya que existe una población local, no muy numerosa que cría en ambientes muy frescos. Sin embargo desde hace unos días, ya notaba como donde antes había 1 o 2 a lo sumo, ya se podían contar más de una decena de individuos. Además con lo territoriales que son, incluso en sus zonas de invernada, los “choques” con los vecinos eran constantes, lo que indica que son recién llegados que se están estableciendo en una zona, y que llevan a cabo estas disputas para delimitar su territorio.


Otra especie que ya está entrando en buen número para invernar es la curruca capirotada Sylvia atricapilla, un pájaro mucho más discreto y menos “peleón” que el petirrojo, del cual también tenemos una población residente. Pero ya el número de ellas es mucho más alto, y empiezan a ocupar zonas donde hace unas semanas no estaban.


Otro recién llegado es el colirrojo tizón Phoenicurus ochuros, un pequeño túrdido, que aunque cría en serranías cercanas, no se deja ver durante la época reproductora por nuestra localidad. Ayer ya vi algunos -todavía pocos-, pero en unos días serán aves muy comunes, incluso en plena ciudad.

Y el que ya si que nos indica claramente el cambio de ciclo es el zorzal común Turdus philomelos, un túrdido de buen tamaño, que es estrictamente un invernante en el sur ibérico. Ayer domingo, ya pude detectar varios de ellos.


Llega a ser bastante común en nuestro medio natural, porque la población del centro y norte de Europa es bastante considerable, y la zona mediterránea es la preferida por estos discretos pájaros para pasar estos meses que se avecinan.