martes, 20 de julio de 2010

Curruca cabecinegra


Posiblemente la curruca cabecinegra Sylvia melanocephala, sea la más común de las Currucas que habitan en Marbella.



video

Vive en cualquier hábitat que contenga algo de matorral, desde bosques densos, hasta matorrales de escasa altura. Incluso ocupa zonas ajardinadas, parques y otras formaciones humanizadas. Pero es en el monte mediterráneo donde encuentra su hábitat óptimo y se convierte en la más común de nuestras Currucas. Su canto es muy característico con tonos ásperos entrelazados, y fácil de oir casi en cualquier época del año, ya que esta especie es básicamente sedentaria. Más dificil resulta su observación, ya que suele moverse entre matorrales a veces densos, aunque dada su relativa abundancia y su carácter poco esquivo es uno de los Sylvidos más fáciles de obervar.
Muy común en la mitad sur peninsular siempre que existan matorrales, su distribución mundial se circunscribe a la cuenca mediterránea y mayoritariamente en los pisos bioclimáticos termo y mesomediterráneos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario