martes, 6 de junio de 2017

Juveniles.

A primeros de junio la noticia en las aves puede decirse que es que ya hay una nueva generación abriéndose camino. Aunque algunos de estos jóvenes e inexpertos pájaros pueden llegar a caer en las garras de algún predador, como pude comprobar hace unos días con un Halcón peregrino que devoró ante mi a un joven mirlo.
video

Aunque en nuestras latitudes la cría se suele adelantar al menos unas semanas al resto del territorio peninsular, no es raro todavía encontrar algún nido ocupado, como el de este Herrerillo común, que en una farola se afana por sacar adelante a su numerosa prole. La falta de arbolado maduro, con suficientes huecos para anidar, hace que esta y otras especies de hábitos trogloditas durante la cría aprovechen estos “huecos” que los humanos dejamos para llevar a cabo la reproducción.



No hay comentarios:

Publicar un comentario