jueves, 29 de abril de 2010

Tumbacarretas


Posiblemente este pequeño pájaro que apenas sobrepasa los 8 gramos de peso, sea uno de los que más nombres tradicionales tiene de la avifauna ibérica. Y la mayoría de ellos suelen mofarse del tamaño de tan bonita avecilla, con calificativos como el de tumbacarretas, tumbabarcos, revientamontañas, etc. El nombre común también se las trae: buitrón. Comparar a este menudo pajarillo con los gigantescos Buitres no deja de ser otra ironía.
Aqui en Marbella al Buitrón Cisticola juncidis, se le conoce como "tumbacarretas". Recuerdo que cuando era muy niño y le pregunté a mi padre como se llamaba aquel pajarillo que volaba sobre nuestras cabezas con vuelo ondulante y ritmico con sus trinos, me quede un poco perplejo con su respuesta, sin saber muy bien de donde le podía venir tan singular denominación. A este respecto es interesante el artículo de Hector Garrido "los curiosos vernáculos del pequeño buitrón".
Pero aparte de esta anecdóta sobre sus nombres vernáculos, es ciertamente un ave singular en varios aspectos.
Habita en herbazales y praderas húmedas, donde consigue su alimento consistente en pequeños insectos y aracnidos que rebusca entre las hierbas. En tan singular hábitat construye un nido digno de figurar entre los más bellos; consiste en una pequeña bolsa alargada que consigue entrelazando los tallos de las plantas unidos mediante tela de araña y tapizado primorosamente en su interior.
El más pequeño de los Sylvidos, es un ave muy sensible a las olas de frío, que suelen dejar las poblaciones bastante diezmadas. En Marbella es un ave cada vez más escasa, posiblemente debido a la pérdida de hábitat.
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario